Insisten en no relajar y seguir con medidas preventivas en Tuxtepec

No dejan de convocar

TUXTEPEC, OAX.-Debido a que se considera un problema grave, por alto número de contagios y fallecimientos que continúan registrándose en la mayoría de los municipios de esta zona del Papaloapan, principalmente Tuxtepec y Loma Bonita, que son las localidades que casos presentan, las autoridades representativas del gobierno estatal, convocan a la ciudadanía en general, a no relajarse y continuar con las medidas preventivas para no ser víctimas del virus.

Indicó que el coordinador de atención regional en esta región de la cuenca, profesor Víctor Virgen Carrera, que a la población donde mayor es la incidencia de contagios como es Tuxtepec  y ahora Loma Bonita, y en su momento Chiltepec, además de Ojitlán, Jacatepec, Valle Nacional, Usila, Ixcatlán y Acatlán de Pérez, se le ha pedido de manera encarecida junto con la Jurisdicción Sanitaria número 3, que no abandonen el uso del  cubrebocas, el cual a partir de ahora será exigido por las dependencias, bancos, tiendas de autoservicio, farmacias, comercios y cines cuando abran, así como el lavado de manos y la sana distancia.  

Lo que la gran mayoría como se ha observado, ha tomado conciencia de lo que implica la pandemia, y a lo que se expone la gente andando en las calles, lo que muchas salen por la necesidad del tener que comprar alimentos, y otros y otras para trabajar, por lo que no hay que dejar de aplicar las medidas de higiene para que puedan bajar los contagios y los fallecimientos, porque de no hacerlo, sin duda seguirán registrándose más casos si las personas desatienden los llamados que se les hacen.

Sin embargo, parece ser que las medidas implementadas han surtido efecto entre la población de esta zona, pues no hay lugar a donde la gente acuda protegida con el cubrebocas, ya que en la mayoría de los sitios públicos, necesariamente al querer ingresar a ellos, lo tienen que hacer forzosamente con el cubrebocas, ya que de lo contrario, no podrán hacerlo, lo que podrá evitar el contagio entre las personas de la mortal enfermedad para la cual todavía no hay vacuna.