"Nueva normalidad", difícil para personas con discapacidad en Oaxaca

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Un 3% de personas con discapacidad podría sobrellevar solo padecer COVID 19.

La adaptación de la Nueva Normalidad será doblemente difícil para las personas con alguna condición o discapacidad debido a la falta de información con características especiales para ellos y malestares que forman parte de su vida.

Marisol García, profesora de educación especial de la capital oaxaqueña, señala que para las personas con Trastorno del Espectro Autista son intolerables a ciertas texturas y fibras de tela de su ropa, por lo que el usar el cubrebocas sería el principal obstáculo.

“Para muchos papás es difícil usar el cubrebocas y como personas tampoco estábamos preparados para esto, por lo que hasta para nosotros el cubrebocas es incómodo e invasivo y para ellos es el doble”, mencionó.

Asimismo, detalló que los niños y personas con alguna discapacidad es nulo el hábito de lavarse las manos por si solos, por ello necesitan que los padres o las personas a su cuidado lo hagan por ellos, por lo que los padres tienen que priorizar entre cuidarse ellos para hacerlo con sus hijos.

La profesora mencionó que una de las características de las personas con Síndrome de Down es que son muy cariñosos, ya que les gusta abrazar y besar, lo cual está contraindicado durante la contingencia sanitaria por COVID-19.

“La mayoría de los niños con discapacidad necesitan que se les ejemplifique para que puedan comprender que no es imposición, sino que hay una razón detrás de esto para que lo puedan seguir y comprender, aunque no lo harán a la primera”, recomendó.

Marisol García mencionó que los discapacitados son el último eslabón de la población y los que tienen más factores de riesgo y vulnerabilidad desde los hogares y el contexto cultural.

Discapacitados, vulnerables 

Una encuesta en línea hecha por Yo También A. C. a 2 mil 244 personas con discapacidad arrojó que 4 de cada 10 encuestados necesitan apoyo en su vida diaria y los cuales forman parte de los grupos de riesgo frente a la pandemia, por lo que se convierte en una doble situación de vulnerabilidad.

Asimismo, señala que en caso de contagio, 8 de cada 10 personas con discapacidad necesitaría de apoyo personal y solo 3 por ciento podría sobrellevar solo la enfermedad. 

La asociación civil señala en su reporte que aunque los encuestados muestran altos niveles de conocimiento sobre las medidas de mitigación de la epidemia, los mensajes del gobierno dirigidos a esta población no han sido efectivos, ya que el 63 por ciento de los participantes dijo que no recibió ninguna recomendación de salud dirigida específicamente para personas con discapacidad. 

 

4 de cada 10 personas con discapacidad necesitan apoyo en su vida diaria, según encuesta en línea de Yo También A. C.