Construcción del Tren Interoceánico, condicionada por ejidatarios de San Juan Guichicovi

El tren contempla un ambicioso proyecto federal que pretende hacer del Istmo protagonista del comercio global.

JUCHITÁN, Oaxaca.- El pasado fin de semana, el director general de Ferrocarriles del Istmo de Tehuantepec S. A. de C. V. (FIT), Jesús Sánchez, dialogó con ejidatarios de San Juan Guichicovi, que demandan más información sobre el proyecto del Tren Interoceánico que cruza por sus tierras.

Deuda histórica

El representante del Ejido San Juan Guichicovi, Albino Pedro Juan, señaló que el planteamiento central de los campesinos es que el Estado y las empresas están obligadas a revisar la deuda histórica que tienen los gobiernos de México con los pueblos indígenas.

Indicó que están tratando de engañar a la gente para que otorguen el permiso para que pase el Tren Interoceánico, pero se encontraron que el pueblo está convencido que no permitirá que pase este proyecto, hasta que los gobiernos federal y estatal, cumplan con los compromisos con los ejidatarios.

“No va ser fácil que las cosas se hagan como en tiempos pasados, si no vienen los funcionarios a ponerse de acuerdo para hacer compromisos con el ejido, no lo van a permitir”.

Los representantes del FIT aseguraron que no habrá ningún tipo de trabajo en este tramo de 56 kilómetros de red ferroviaria, Mogoñé - Nuevo Ubero, hasta que no tengan el aval de las comunidades.

Estas reuniones serán en Palomares, Estación Ubero, El Zarzal, Pachiñé y Mogoñé Viejo donde acordaron realizar una serie de asambleas de información del 12 de julio al 9 de agosto.

Compromisos pendientes

En las asambleas deberán estar presentes representantes de Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Se buscará en estas reuniones atender los temas pendientes que tienen los campesinos de San Juan Guichicovi, como el pago de Pemex por derrames de hidrocarburo y con la CFE por derecho de vía por la línea de conducción de energía eléctrica, proveniente de la subestación Ixtepec Potencia hacia Veracruz, que cruza por sus tierras.

Mientras que, con la SCT, en lo que concierne con la modernización del tramo carretero desde La Ventosa hasta Acayucan, Veracruz.

Por otro lado, representantes de los ejidos y núcleos comunales de los municipios de El Barrio de la Soledad, Santa María Petapa, Matías Romero y San Juan Guichicovi, acordaron en asamblea solicitar por la vía del amparo, que se reanude el proceso de consulta que venía realizando la Semarnat para el proyecto del Tren Interoceánico.

Esta obra se suspendió en el mes de marzo, cuando se decretó el confinamiento o cuarentena por la pandemia por COVID-19.

 

“No va ser fácil que las cosas se hagan como en tiempos pasados; si no vienen los funcionarios a ponerse de acuerdo para hacer compromisos con el ejido, no lo van a permitir”.

Albino Pedro Juan, Ejido San Juan Guichicovi

 

Exige el pueblo mixe hospital y universidad 

JUCHITÁN, Oaxaca.- Pobladores y ejidatarios de San Juan Guichicovi demandan al gobierno federal la construcción de una universidad y un hospital con especialidades, a cambio de permitir la ejecución de los trabajos de modernización de las vías férreas que contempla el proyecto del Tren Interoceánico, que pasa por sus tierras.

Aseguran que no están en contra del “progreso y el desarrollo”, sino en contra de la marginación y el olvido por parte de gobiernos y empresas privadas de otros países, que llegan a sacar provecho a sus tierras, sumiendo cada vez más en la miseria a los pueblos indígenas.

La molestia de los ejidatarios tiene que ver con la falta de información sobre las bondades y las afectaciones que provocará esta obra, pero sobre todo consultarlos; sin embargo, mientras esto no sucede, los trabajos topográficos del proyecto del Tren Transoceánico ya se están realizando.

Señalan que sus pueblos han sufrido abusos de anteriores gobiernos y caciques, a quienes han enfrentado y por ello, esta vez, no permitirán que pasen por encima de sus derechos

En ese sentido, advierten que, si en realidad el gobierno pretende el desarrollo de los pueblos indígenas, primero deberá resolver sus principales problemas en materia de Salud y Educación.

“Le proponemos a los gobiernos federal y estatal, así como a la empresa de Ferrocarriles del Istmo de Tehuantepec (FIT) que, a cambio del uso de nuestros suelos, nos apoyen en las necesidades más apremiantes del pueblo mixe”.

Por ello exigen la construcción de un hospital con especialidades que incluya laboratorio, medicinas y médicos, que se ubique en la cabecera municipal de San Juan Guichicovi.

Además, para generar el desarrollo para los pueblos indígenas de la zona mixe, que se instale una escuela superior “Tipo Chapingo”, con carreras acorde con el contexto social, lingüísticos, cultural, geográfico y ambiental de esa zona.

De igual forma, exigen la inmediata dotación de insumos y medicinas, ambulancia, médicos y enfermeras, para que atiendan en dos turnos en la clínica de la población de San Juan Guichicovi.

Además, exigen la solución al conflicto de invasión de 450 hectáreas por el ejido El Zacatal, solución al problema del agua y luz eléctrica, apoyos a los sectores más vulnerables y al campo, entre otras demandas.