Pandemia de COVID-19 deja varados en Oaxaca a viajeros chilenos

Tendrán una hija oaxaqueña
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Valeria y Alexander llevan más de tres años viajando por Latinoamérica.

SAN ANDRÉS ZAUTLA, Oaxaca.- Desde hace tres años, Alexander y Vanessa están cumpliendo su sueño de viajar en una camioneta tipo combi desde su natal Viña del Mar, Chile, hasta Alaska; no obstante, la contingencia sanitaria por el COVID-19 los llevó a hacer una parada en Oaxaca que pensaron sería de unas semanas y se ha convertido en cuatro meses.

A pesar de haber tenido una sorpresiva bienvenida en Zautla, ya que los policías municipales rodearon su combi, Alexander Vásquez y Vanessa Acosta ahora son unos pobladores más de este lugar que los han adoptado como parte de ellos.

Cabe destacar que hace cinco meses, cuando se encontraban en Colombia, supieron que se convertirían en padres, por lo que, guiados por otros compañeros viajeros, decidieron que su hija nacería en San Cristóbal de las Casas, pero debido al nuevo coronavirus, nacerá en Oaxaca.

Vanessa comparte que el miedo a ir a un hospital durante la pandemia y la prohibición de no dejar entrar a su esposo al parto, los llevó a tomar la decisión de acudir con unas parteras, quienes serán las responsables de traer a la pequeña en las próximas semanas.

Varios viajeros varados en México

Los viajeros comparten que su combi llegó a Tampico, Tamaulipas, donde tuvieron varios problemas para recuperar su vehículo debido a los protocolos de seguridad que hay en ese estado, por lo que después de trámites burocráticos, la recuperaron y pudieron comenzar su viaje hacia San Cristóbal de las Casas.

“Visitamos las Grutas de Tolantongo, pasamos por Veracruz y ahora estaríamos unos días en Oaxaca para que la bebé naciera en San Cristóbal, pero cuando comenzó la pandemia, varios compañeros viajeros publicaban en grupos de WhatsApp y en Facebook que estaban teniendo problemas, por ello decidimos buscar un lugar aquí”, relatan.

Señalan que de su grupo de WhatsApp son alrededor de 30 viajeros quienes se quedaron varados en distintas ciudades del país, pero están seguros que deben ser más y agrega que esto mismo está ocurriendo en otros países.

“Unos compañeros nos dijeron que estaban en Guatemala y los estaba corriendo, a otros los detuvieron por un día y temimos que algo similar nos ocurriera, por eso empezamos a buscar un lugar y así fue como llegamos con Pedro, quien nos renta este cuarto”, abunda Alexander.

A través de internet, Alexander y Vanessa encontraron una pequeña cabaña con un baño y una litera de tres camas, la cual está ubicada en San Andrés Zautla, cuya vista es campo abierto, ya que no está cerca de la cabecera municipal.

“Pedro y su familia nos han recibido muy bien, nos han unido a su familia y hemos convivido muy bien. Hace unos días nos hicieron un baby shower donde nos escribieron cosas muy bellas. Nos han hecho parte de ellos”, agradecen.

Asimismo, comparten que al hacer su vida como si fueran nativos de la comunidad, los pobladores ya los conocen; “incluso si ella no va, me dicen: ‘¿y las bebas?’, siempre nos saludan. La gente es muy amable, aunque no nos conozcan, nos saludan”.

Renunciaron para viajar

Desde hace seis años, Alexander y Vanessa decidieron emprender un viaje saliendo desde su ciudad natal hasta llegar a Alaska, recorriendo distintos países, por lo que se organizaron y primero trabajaron para construir una casa propia que ha sido su sustento durante estos años de viaje.

“Nos dedicamos a ahorrar mucho y todo iba para la casa; después de tres  años, emprendimos el viaje y ya son tres años visitando varios países como Brasil, Colombia, Argentina, Ecuador, entre otros y ahora México”, relata Vanessa.

Señalan que hay países en los que han permanecido más meses que otros y cada uno los han disfrutado, pues conviven con muchas personas y aprenden nuevas culturas de Latinoamérica; esto, a bordo de su camioneta tipo combi que han adaptado como casa rodante y la cual cuenta con lo necesario, como cocineta, una cama y cajones.

Confiesan que nunca pensaron que pasarían tanto tiempo en el estado ni que su hija fuera a ser oaxaqueña, pero están contentos con la idea de que su hija sea mexicana, ya que la cultura del país es muy conocida y querida en los países del sur de América.

“Cuando estábamos muy al sur nos decían que la gente de Colombia es muy amable y cuando estuvimos en Colombia nos dijeron que los mexicanos eran más amables y no se equivocaron; nos han recibido muy bien”, aseguran.

 

10 países que Vanessa y Alexander han recorrido:

  • Chile: 5 meses
  • Argentina: 6 meses
  • Uruguay: 1 mes
  • Brasil: 8 meses
  • Guyana Francesa: 3 semanas
  • Surinam: 1 semana
  • Bolivia: 2 meses
  • Perú: 4 meses
  • Ecuador: 4 meses
  • Colombia: 5 meses
  • México: 4 meses a la fecha

 

Para saber:

Más de 30 viajeros se encuentran varados en el país.

 

Para ver las experiencias de viajes de Alexander y Vanessa:

  • YouTube: Alexander Vasquez
  • Facebook: Pintando Sueños
  • Instagram: pintando_suenos2017