Nueva normalidad, esperanza para comercios en Oaxaca de Juárez

ArchivoArchivo

Los restaurantes volverán a abrir bajo los protocolos de medidas sanitarias para evitar el contagio de COVID-19.

Después de tres meses cerrados, esta semana varios comercios como restaurantes volverán a recibir clientes en sus locales, pero bajo los protocolos de medidas sanitarias para evitar el contagio de COVID-19.

Alejandro Ruiz Olmedo, chef y propietario de un restaurante del Centro Histórico, asegura que esta nueva etapa será un renacer de los comercios ya que tienen que hacer una gran inversión para cumplir con los protocolos como el uso de desechables biodegradables e integración de tecnología.

“Esto es un regreso de 10 años. Hay que empezar a invertir en cosas y dejar de usar otras que ya se tenían y que también fueron una gran inversión”, lamentó.

Detalló que su equipo de trabajo, conformado por alrededor de 180 trabajadores, ya se encuentra tomando capacitaciones con la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) respecto a los protocolos de sanidad que tendrán en los restaurantes para su apertura, tras dejar de brindar el servicio en las instalaciones por casi cuatro meses. 

Compartió que la entrada a la nueva normalidad será una gran inversión para el restaurante ya que se implementarán nuevas medidas y materiales como el uso de termómetro, tapetes sanitizantes, baños con sensores, servilletas biodegradables, además de tablets o códigos QR para los menús.

El chef agregó que ha tomado como guía el protocolo de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en las que se señala que en la mesa no habrá objetos como salseros, servilletas o cubiertos, por lo que cada vez que se presente el plato, se montará la mesa.

Admitió que aunque tenía un “guardadito”, este terminó hace un mes, por lo que su personal y él han pasado por un mal momento, pero espera que si el semáforo de riesgo epidemiológico se mantiene en el color naranja o mejora, la economía del estado se puede recuperar.

Alex Ruiz recordó que en el año 2006 durante el conflicto magisterial, la situación fue peor porque en esa ocasión fueron ocho meses sin poder abrir, que en cuanto acabó, el turismo regresó a la ciudad.

 

Esto es un regreso de 10 años. Hay que empezar a invertir en cosas y dejar de usar otras que ya se tenían y que también fueron una gran inversión.

Alejandro Ruiz Olmedo, restaurantero.