Etna Guadalupe, guerrera del atletismo y la enfermería

Ella es una apasionada del atletismo, ha asumido diferentes tareas en el mundo atlético, desde corredora hasta parte del comité organizador o jueceo pero hoy encara otro reto que, sin duda, es el más importante de este 2020 y muy posiblemente de su carrera, el COVID-19.

La enfermera Etna Guadalupe Rodríguez labora en la Unidad Médica Familiar (UMF) 65 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Oaxaca y su trabajo representa el primer contacto que tienen los pacientes con síntomas del nefasto virus SARS-CoV-2, por lo cual el riesgo es latente y el temor es inevitable de sentir; sin embargo, termina sacando esa valentía para encarar la situación y estar al frente en esta dura batalla. 

Forma parte del personal que realiza la valoración para definir si el paciente tiene que ser canalizado al hospital o aislarse en su domicilio.

De esta manera, el contacto con las personas que han dado positivo es frecuente, por ejemplo, con quienes sólo acuden por su incapacidad laboral. 

HAY INCREMENTO

Etna confirma que en los últimos días ha incrementado el número de pacientes contagiados.

“En un inicio eran pocos los que iban por un problema respiratorio y ahora estamos teniendo alrededor de 55 pacientes al día, de los cuales entre un 70 u 80 por ciento son positivos”, relata la tenaz corredora en entrevista con Xtremo Deportes.

La egresada de la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) lamenta que siga siendo todo un reto para ellos como personal de salud que la población tome las medidas de seguridad. 

“La pandemia representa muchos cambios, como es el tratar de hacer entender a las personas sobre los cuidados que deben tener: Y es preocupante que actualmente existan muchas personas que no han tomado conciencia del grado de esta enfermedad.

“Nos ha costado mucho trabajo que la gente entienda y tome los cuidados y se adapte a este nuevo estilo de vida que tiene que llevar”, puntualiza.

Etna Guadalupe estudió enfermería por vocación, por lo cual durante esta pandemia no ha dado marcha atrás y “se ha puesto la capa” para colaborar en salvar vidas. 

INCERTIDUMBRE COTIDIANA

Confiesa que dentro de todo ese traje de protección que deben utilizar, la incertidumbre es cotidiana e inevitable, aunque por supuesto, es más fuerte la fe por ayudar y saber que ellos, de igual forma, estarán bien.

“Dentro del traje pasan muchas cosas, hay ansiedad; se baja la presión arterial y el nivel de oxígeno; hay taquicardias y la sudoración siempre está presente; sin embargo, anteponemos la fe de que podremos ayudar y de que nosotros estaremos bien”, relata. 

EL TEMOR INEVITABLE

Vivir en el día a día esta constante exposición, irremediablemente genera temor en el personal médico pero no sólo por ellos, sino por los suyos.

“Tenemos miedo y no por nosotros mismos porque nuestro sistema inmunológico podría defenderse del virus, sino lo que nos da más miedo es precisamente ser portadores asintomáticos y llevar el virus a casa.

“Y la mayoría de los compañeros coincidimos en ese tema, el temor principalmente es por nuestra familia”, puntualiza.

Sobre su seguridad menciona que tras quitarse el traje de protección en la clínica, acude directamente a la regadera para bañarse, al llegar a casa su ropa va directamente a lavado; hay tapete sanitizante o jergas con jabón y cloro para ingresar.

Además, al interior de su hogar aplica la llamada sana distancia con sus familiares.

“Desde que inició todo esto, eduqué a mi familia en las medidas preventivas como el uso de cubre-bocas, el procedimiento correcto del lavado de manos y la restricción de salidas. Únicamente un integrante de mi familia sale por comida o si puedo hacerlo yo, lo hago, para que nadie salga”, comenta la atleta-enfermera de 27 años de edad. 

CON LA RUTA MÁS DURA

Etna Guadalupe Rodríguez ha sido ganadora absoluta de las últimas dos ediciones –en el 2018 y 2019- de la tradicional Carrera del Día de la Enfermera, justa que también ganó con anterioridad par de veces pero en categoría estudiantes.

De igual modo, ha estado presente en el podio de la Carrera Atlética Día de Médico. Y también ha encarado duros retos como la Atlética IMSS-Monte Albán y otros eventos más de alta exigencia en el atletismo de montaña.

Por lo pronto, hoy encara la ruta más desafiante de su carrera, de la cual, seguramente como acostumbra, terminará cruzando la meta con los brazos en lo alto.