Más de 60 mujeres asesinadas en Oaxaca en los últimos 5 meses

Acusan incapacidad de autoridades estatales

En Oaxaca más de 60 mujeres han sido asesinadas en los primeros cinco meses del año y las autoridades han sido incapaces de prevenir, investigar y sancionar estos feminicidios, afirmó la presidenta de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la 64 Legislatura, Magaly López Domínguez.

La diputada por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) expresó que la entidad ha dejado de figurar en los primeros lugares de las estadísticas nacionales en homicidios de mujeres, pero “esto no quiere decir que no sea grave el problema de inseguridad para las féminas".

Recordó que en los últimos días de junio en el municipio de San Miguel, Ejutla, una joven de 17 años de edad y su pequeño hijo fueron cruelmente asesinados y sus cuerpos quemados.

Por ello, exigió que la Fiscalía General del Estado investigue con perspectiva de género los crímenes, para ubicar los escenarios violentos en los que las víctimas estuvieron expuestas, e iniciar la carpeta de investigación bajo la línea de feminicidio, tal y como lo mandata su ley orgánica.

Subrayó que las autoridades encargadas de la investigación deben privilegiar el acceso a la justicia por encima de intereses políticos, económicos o sociales, porque además la mayoría de las mujeres agredidas son de escasos recursos, marginadas y de escasa educación, por lo que requiere la protección del Estado.

Sostuvo que es necesario que las autoridades municipales, los trabajadores de la Fiscalía General del Estado, así como los funcionarios del Tribunal Superior de Justicia, reciban capacitación en materia de perspectiva de género para evitar que este tipo de crímenes queden impunes.

López Domínguez destacó que no aparecer a la cabeza de las estadísticas nacionales sobre homicidios de mujeres y feminicidios no significa que estos problemas no sean graves en la entidad. “Un solo caso de asesinato de una mujer o un feminicidio deben ser suficientes para que las autoridades gubernamentales se preocupen por garantizar la vida de las mujeres, así como su seguridad personal y material”.

Lamentó que hasta el momento las estrategias y políticas implementadas por las autoridades estatales, para intentar prevenir y reducir las agresiones violentas contra las mujeres, hayan fracasado y que, la sociedad vaya normalizando estos crímenes.