Alertan en Salina Cruz por posible incumplimiento de protocolos COVID en funerarias

SALINA CRUZ, Oaxaca.- El municipio de Salina Cruz encabeza la estadística regional al registrar más de 10 defunciones por COVID-19, de acuerdo con información difundida por las autoridades sanitarias. En el puerto, varios han sido ya los sepelios realizados en el camposanto municipal y vecinos acusan que no se ha cumplido, de forma estricta, con los protocolos mínimos preventivos para evitar más contagios.

Durante la mañana y tarde, narraron habitantes de la colonia San Juan, les ha tocado observar la carroza fúnebre de conocidas funerarias acompañada de algunos dolientes que acuden a despedir al difunto, sin que se cumplan con algunas medidas de distanciamiento y de manipulación del cuerpo de los occisos que presuntamente fallecieron de coronavirus.

El médico Pavel Martínez Calderón, director del Centro de Salud Urbano de Salina Cruz, recordó que el 8 de abril en el Periódico Oficial del gobierno del estado se publicó el “Acuerdo por el que se expiden los lineamientos generales para el manejo seguro, traslado y disposición final de cadáveres por COVID-19”, donde se establece el manejo y protocolo para fallecidos por esta enfermedad.

Indicó que las funerarias que ofrecen los servicios en ésta y otras ciudades de la región, ya debieron haber sido supervisadas por la Comisión  Federal para la Protección contra riesgos sanitarios (Cofepris), para verificar que cuenten con el material sanitario para el manejo de cadáveres y el personal esté capacitado para esa actividad.

En ese sentido, expuso -en términos coloquiales y de manera breve- que el cadáver una vez que está en la bolsa hermética cerrada, ésta debe ser resistente a los gases que emite el cuerpo, se vuelve a desinfectar nuevamente la bolsa, y posteriormente a que se introduce el cadáver al féretro se sella y no se vuelve a abrir y se descontamina el ataúd por fuera.

Martínez Calderón indicó que si toda esta acción fue hecha de manera correcta por los empleados de la funeraria, el riesgo directo del contagio por el cadáver es muy reducido; en tanto, quienes pueden contagiarse realmente son las personas que están acompañado a los deudos, esto por la aglomeración que se hace en estos casos.

Precisó que en uno de los apartados de los lineamientos emitidos en el acuerdo de abril pasado, existe la mención de que sí se puede realizar el velatorio, pero no por más de 4 o 5 horas para evitar contagios entre los presentes y esto, desde luego, tomando todas las precauciones debidas como la sana distancia, el uso del cubrebocas, el lavado frecuente de manos y todas las demás ya señaladas.

El médico abundó que los familiares que estuvieron en contacto directo con el difunto no deberían participar en este acto y las personas  que conocen a los deudos deberían esperar hasta dentro de 17 días para dar el pésame a los familiares del fallecido.

Se debe entender, indicó el galeno, la grave situación que estamos pasando por el coronavirus.