Se cumplen 65 años de aprobarse el voto femenino en México, ahora las mujeres votan más que los hombres

Son ya 65 años desde que se les concedió a las mujeres el derecho de poder votar, lo que aconteció un preámbulo para la constante lucha de la mujer para hacer valer sus derechos la cual ha prevalecido hasta la fecha

En México el 17 de octubre de 1953 el entonces presidente, Adolfo Ruiz Cortines, promulgó las reformas institucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal y se publicó en el Diario Oficial el nuevo texto del Artículo 34 Constitucional.

Sin embargo, no fue hasta el 3 de julio de 1955 cuando las mujeres mexicanas tuvieron la oportunidad de ejercer este derecho por primera vez, por lo que este jueves se cumplen 65 años de que las mexicanas sufragaron por primera vez en las urnas. Pero en el año 55 se eligieron a diputados federales de la Legislatura XLIII y significó el reconocimiento a la igualdad en la participación política.

A lo largo de los años cada vez más mujeres han hecho valer sus derechos y en el proceso electoral de 2017 a 2018 votaron más que los hombres, de acuerdo al Estudio muestral sobre la participación ciudadana en las elecciones federales de 2018.

Según este estudio hecho por la Comisión de Organización Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), del 62.3% del electorado que acudió a las casillas electorales, la participación de las mujeres fue de un 66.2%, mientras que la de los hombres fue de un 58.1%, superando así por ocho puntos porcentuales a la participación masculina.

Aunado a esto del 37.7% personas que no votaron también refleja la poca participación de los hombres, ya que fue el 20.2% de ellos que no votaron, contra el 17.5% de ellas.

Además, hay una principal participación en los grupos de mujeres de edades 25 a 29 años y de 50 a 59 años en áreas no urbanas fueron quienes tuvieron los niveles más altos de participación.

La historia de la votación femenina

A inicios del siglo XIX, las mexicanas gozaban de pocos derechos y oportunidades: estaban destinadas a casarse, tener hijos, a depender de un hombre para vivir. Además sólo una minoría estudiaba, por lo que muy pocas sabían leer y escribir.

Poco a poco se fueron formando grupos feministas que participaban activamente por hacer valer sus derechos en el país. En 1916 se realizó el primer Congreso Feminista, en donde se acordó demandar por el voto ciudadano a las mujeres. No obstante, en la promulgación de la Constitución Política de 1917, no otorgó expresamente ese derecho.

En 1937 el presidente Lázaro Cárdenas envió a la Cámara de Senadores la iniciativa para reformar el Artículo 34 constitucional, como primer paso para que las mujeres obtuvieran la ciudadanía. En 1938 la Reforma se aprobó y ese mismo año lo fue en la mayoría de los Estados.

Casi 10 años después, el 24 de diciembre de 1946, la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa enviada por el presidente Miguel Alemán, en la que se adicionó el Artículo 115 Constitucional, que entró en vigor el 12 de febrero del siguiente año. Ahí, se establecía que en las elecciones municipales participarían las mujeres en igualdad de condiciones que los varones, con el derecho a votar y ser votadas.

En 1952, cuando Ruiz Cortines era candidato a la Presidencia de la República, prometió la ciudadanía sin restricciones para las mujeres durante un mitin de campaña en el que asistieron aproximadamente 20,000 mujeres.

Y, aunque la participación ciudadana ha incrementado, México solamente ha tenido nueve gobernadoras en su historia, dos de ellas fueron interinas.