Morir por coronavirus en Canadá

Jornaleros, los verdaderos héroes

Desde su exilio en Vancouver, Canadá, el indígena mixteco Raúl Gatica Bautista, miembro del Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), narra las vicisitudes de los trabajadores migrantes mexicanos en ese país en medio de condiciones deplorables y la pandemia del coronavirus.

“Gracias al COVID-19, ojalá y pronto se llenen los botes de basura con los inútiles Capitán América, Iron Man, Superman, Batman, Aquaman y demás fantasías, mientras que los campesinos, pescadores, trabajadores de limpieza, domésticas y muchos otros de actividades esenciales, vuelan con el súper poder de crear bienestar para todos. Pero, estos superhéroes deben sobrevivir primero, porque están muriendo sin que les importe mucho a nadie. A los también llamados trabajadores esenciales, en lugar de darles medallas, reciben golpes o desprecio y olvido, como los trabajadores agrícolas migrantes, que en lugar de regresarlos en vuelos especiales como a los turistas, sus familiares tienen que hacer colectas para repatriar sus cenizas”, cuenta.

Aunque dice que no se sabe cuántos trabajadores más habrán de morir y regresar también en cenizas, porque hay otros tantos contagiados.

“Según las autoridades de salud canadienses sólo en la provincia de Ontario hay al menos 600 trabajadores agrícolas contagiados, de estos aproximadamente 400 son mexicanos. Pero hay decenas de casos en Manitoba, en la Columbia Británica y en Quebec”, agrega.

El también escritor y exmiembro de la Comisión Política de la Sección 22 del SNTE a mediados de la década de los 90, relata que los trabajadores mexicanos van a los campos canadienses desde 1974, pero desde entonces el rol del gobierno mexicano ha sido deplorable.

“El argumento justificador de su alcahuetería a los patrones es que exigir derechos para los mexicanos llevaría a los empleadores a cambiarlos por otros de cualquier parte del mundo. Por esa razón, cerca de medio siglo han solapado el régimen semi-esclavista y de apartheid padecido por los trabajadores agrícolas. Y no exagero, pues incluso el primer ministro Justin Trudeau aceptó esta situación", asienta.

Detalla que el tema de COVID 19 tiene muchas aristas, pues en Canadá hay cuatro tipos de trabajadores migrantes.

“En el núcleo mayoritario formado por quienes vienen con el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (SAW, por sus siglas en inglés) en las últimas temporadas llegaron alrededor de 40 mil, de los cuales alrededor de 20 mil fueron a Ontario. Otro grupo es el de Programa de Trabajadores Extranjeros Temporales (TFWLS, por sus siglas en inglés) que empleadores promueven con la complacencia de los gobiernos, porque garantiza trabajadores con cero protecciones y beneficios. Hay por lo menos 20 mil", expuso.

"Un tercer grupo lo forman quienes llegan con visa de turistas. Están legales en el país, pero sin permiso para trabajar, entonces lo hacen ilegalmente. En los dos últimos años han llegado al menos 20 mil. El último grupo son los indocumentados, integrado por quienes escapan de las políticas de Donald Trump en Estados Unidos y por quienes entraron como turistas y decidieron quedarse al expirar su visa de turistas”, refiere.

A pesar del riesgo de contagio, subraya que los mexicanos quieren ir a Canadá, porque si no viajan, no tienen para sobrevivir.

Resalta que la Sociedad Dignidad Migrante ha presentado decenas de quejas de abusos laborales, porque el COVID-19 ha hecho visible la importancia de los trabajadores agrícolas y los abusos en su contra.

“Aunque las restricciones sanitarias son las mismas en algunas de las 9 provincias y se aplican correctamente, en otras no”, apunta.

Menciona que el mismo protocolo no se siguió en Ontario, donde está el mayor número de trabajadores agrícolas contagiados.

“Hasta ahora han fallecidos dos que vinieron como turistas,  Bonifacio Eugenio Romero y Rogelio Muñoz Santos, y uno del SAWP, Juan López Chaparro. Ahí, los empleadores se llevaban a los trabajadores directo a las granjas. Y en varios casos falsearon la cuarentena y pusieron a trabajar a la gente desde el primer día. La Dignidad Migrante fue de las pocas organizaciones que advirtió en informes públicos y confidenciales de que esa situación traería más contagios en los trabajadores”, anota.

Medallas

Raúl Gatica Bautista fue reconocido con la medalla David Stewart en el 2006 por la organización Horizontes de Amistad y con la medalla Queen Elizabeth en el 2012, la distinción más alta que entrega el gobierno de ese país de la mancomunidad británica por su trabajo en defensa de los trabajadores migratorios. Es fundador de la Sociedad Dignidad Migrante.

600 trabajadores agrícolas

están contagiados con COVID 19, según las autoridades de salud en la provincia de Ontario