Reactivación de la actividad económica en EU ayudó a remesas hacia México

La resistencia que han mostrado las remesas hacia México en los primeros meses de la crisis desatada por la pandemia del Covid-19 podría tener su origen en tres circunstancias: la reactivación parcial de la actividad económica en diversas localidades de Estados Unidos, el aumento del poder adquisitivo de los trabajadores en aquél país durante los años anteriores, y el hecho de que una tercera parte de ellos podrían contar ya con la ciudadanía estadounidense, consideró el Gerente de Estadísticas Económicas en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), Jesús Cervantes.

Apenas el 1 de julio, el Banco de México reportó que los hogares que cuentan con este tipo de ingresos en el país, recibieron 3,379 millones de dólares sólo en mayo. Una cifra que al sumarse con los flujos de los cuatro meses previos, suma 15,537 millones de dólares, el mayor flujo acumulado para un periodo similar desde que comenzó la medición.

“Es probable que refleje la ligera mejoría del empleo de los trabajadores mexicanos inmigrantes, que resultó de 84,212 ocupaciones  particularmente en el sector de la construcción de Estados Unidos”, refirió.

La baja inflación y el pleno empleo al que llegaron en el 2019, pudo tener repercusiones positivas en los ingresos de los migrantes mexicanos, favoreciendo ahorros que ahora están compartiendo con sus familias en México, resaltó.

El especialista del Cemla argumentó que esta resistencia de las remesas también podría estar explicada por el hecho de que una tercera parte de los migrantes mexicanos que originan estos envíos, ya cuenta con la ciudadanía estadounidense.

Quizá esto facilitó el acceso de los mexicanos en el exterior a los apoyos federales del país originador, particularmente Estados Unidos y a los apoyos estatales del lugar de residencia, acotó. Cheques que pudieron compartir con sus familias en México, consignó.

El experto del Cemla tomó los datos del Census Bureau de Estados Unidos, para ilustrar que 32.2% de los inmigrantes mexicanos contaba con la ciudadanía de aquel país en el 2018. Este hecho les garantizó acceso a los beneficios económicos distribuidos por el gobierno de EU durante la pandemia..

Recordó además, que la mayoría de los gobiernos estatales, otorgaron adicionalmente apoyos económicos.

Asegurando a las familias en México

La observación del experto del Cemla concuerda con la evidencia mostrada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que dio a conocer un análisis sobre “Remesas en la era del Covid-19”, donde confirma que “en episodios críticos de los países receptores, los migrantes suelen apoyar con un flujo mayor de remesas”.

Esto “ayuda a las familias en su país contra choques de ingresos, suavizando el impacto en su consumo”, resalta el análisis.

No obstante, dado el tamaño de la crisis mundial desatada por la pandemia del Covid-19, y su efecto en Estados Unidos, el principal destino de migrantes mexicanos que envían remesas, los analistas del FMI suponen que se presentará una caída de estos flujos que terminará por afectar a los receptores.

Pero contra este pronóstico, se ha levantado el caso de México en los últimos cinco meses.