Reinician bares y cantinas actividades en Tapachula

Sergio García Sergio García

Se estima que las perdidas para el gremio de bares y cantinas supera los 60 millones de pesos.

Tapachula.- Tras permanecer más de 100 días cerrados los bares, cantinas, botaneros y cabaret´s, este miércoles abrieron sus puertas a la población con todas las medidas sanitarias que exige las autoridades de la Secretaría de Salud en Chiapas.

Antonio Armas Hernández, presidente de la Asociación de Establecimientos y Entretenimiento de Tapachula (ASEET), informó que los empresarios de estos giros no buscaban la reapertura, sino la reactivación económica a través de los programas que pudieran estar beneficiando a la población en general para poder tener esos accesos.

“Desafortunadamente la capacidad del programa cerro, ya no tuvimos la oportunidad de ingresar, tenemos la promesa de que en cuanto se reabra los programas puedan apoyar, porque todos están empezando la reactivación económica con números negativos”.

El empresario, indicó que al iniciar sus actividades solo tienen un aforo de un 25 % para minimizar las posibilidades de contagio, sin embargo, las ventas son las que sufren esas perdidas “trabajamos en ese porcentaje de un 100 % de lo que normalmente te genera un negocio”.

El también coordinador de la Unión de Bares y Conexos, explicó que al empezar sus actividades, tuvo la posibilidad de ir midiendo el comportamiento de las personas en el filtro sanitario que se ha colocado a la entrada del establecimiento, le hacer filas para aplicar desinfectantes con agua, jabón, gel y tomándose la temperatura para poder ingresar.

Y continuo : “ Ya adentro del establecimiento las personas tienen que llegar con cubre-bocas, se sienta en la mesa y al momento que llega su servicio se puede retirar la protección y una vez que se levanta de la mesa para ir al sanitario o pagar se debe colocar de nuevo el cubre-bocas y como empresa todos los trabajadores deben permanecer con sus caretas o cubre-bocas toda la noche lentes protectores con el objetivo de proteger la salud de los clientes y de los mismos empleados”, indicó.

Armas Hernández, destacó que con la apertura de los negocios esta permitiendo que empiece a circular la economía y que se tengan una dinámica para que los pocos ingresos que se tienen se puedan distribuir en sueldos, para proveedores y empiece el proceso de lo que se perdió de manera paulatina.

El empresario chiapaneco, comunicó que los dueños de establecimientos y clientes, se adaptarán a las nuevas normas de funcionamientos en los negocios para llevar a cabo una sana diversión con la prudencia, tolerancia y además advirtió que no se permitirá que nadie viole o rompa los cercos de seguridad y de salud.

En cuanto a los horarios que se han establecido para la ciudad son: para los bares diurnos que incluye botaneros y algunas cantinas están trabajando de 12 del día a seis de la tarde y bares nocturnos que son cabaret´s, discotecas, antros y karaokes realizan sus labores de 12 a ocho de la noche.

En los cabaret´s, se tendrán presentaciones de chicas con cubre-bocas con escenarios limpios cada que salga un show donde se cuidará todos los aspectos, tomando las medidas de sana distancia, porque en lo general los establecimientos cuenta con un grupo musical.

El entrevistado, destacó que en la ciudad, más de un centenar de negocios están en proceso de no volver abrir sus puertas por diversos problemas en pagos de diversos servicios que les dejo la pandemia.

Se estima que las perdidas para el gremio de bares y cantinas supera los 60 millones de pesos.

Además de que en cada establecimiento se redujo un 25 % de la plantilla laboral, debido a que se mantiene las medidas restrictivas.