Descubren pinturas rupestres en Istmo de Tehuantepec, tras sismo

MilenioMilenio

Oaxaca.- El sismo de 7.4 grados ocurrido el 23 de junio en Oaxaca sacó a la luz una parte de la historia antigua de Santa María Mixtequilla, municipio zapoteco ubicado en la región del Istmo de Tehuantepec. El desprendimiento de las rocas del Cerro de la Pasión descubrió dos dibujos pintados hace centenares de años en las piedras que movió el temblor.

Una de estas, de 60 centímetros, corresponde a dos espirales que se unen en una sola línea con dos trazos paralelos. Y la otra, de 40 centímetros aproximadamente, asemeja a una persona de pie, sosteniendo al parecer hierbas o un cetro con una de sus manos.

De acuerdo con el alcalde de Santa María Mixtequilla, Uryel Bautista Vásquez, personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) visitó el sitio del hallazgo un día después del sismo y, aunque no les revelaron más datos, supieron las medidas exactas de cada una y verificaron su autenticidad.

Aunque en localidades de la Sierra Sur de Oaxaca el sismo dejó daños materiales sustanciales, en esa población el temblor descubrió algo sobre los orígenes de este municipio, conocido popularmente como "La Venecia del Istmo" por su abundante agua.

Esta peculiar característica la comparte con las cuevas prehistóricas de Yagul, ubicadas en la región central de Oaxaca a 220 kilómetros de Mixtequilla, reconocidas por la UNESCO en septiembre de 2010 y en donde se encontraron pinturas de origen prehispánico con similitudes en los trazos y formas de las halladas en Mixtequilla.

Por ejemplo, la pintura del paraje conocido como Caballito Blanco de Yagul parece coincidir con la figura hallada en Mixtequilla de 40 centímetros por sus trazos que parten de un centro hacia afuera. Las pinturas del sitio Caballito Blanco datan desde el año 500 antes de Cristo al 200 después de Cristo.

En Yagul, expertos del INAH informaron en 2010 que los autores de estos antiquísimos dibujos habitaron en cuevas elevadas en un periodo cuando el valle de Oaxaca estaba cubierto por agua.

El desprendimiento de rocas en Mixtequilla no causó daños en la población y las autoridades esperan que el INAH comparta pronto los datos que arrojen sus investigaciones.

El terremoto que sacudió el centro y sur de México dejó diez muertos. En un primer momento, la magnitud del movimiento telúrico fue de 7.5; sin embargo, luego se ajustó a 7.4.