Infesta COVID-19 al hospital Civil de Juchitán y lo declaran en cuarentena

Renunció el director; dio positivo

JUCHITÁN, Oaxaca.- Un brote de COVID-19 en el Hospital General “Macedonio Benítez Fuentes” llevó este miércoles a los más de 350 trabajadores, a tomar la decisión de declarar en cuarentena este nosocomio, para evitar que la cadena de contagio se siga propagando.

De acuerdo con representantes sindicales, hace una semana este hospital registró un brote de más de 12 casos de COVID-19 y más de cinco sospechosos, entre su personal médico, de enfermería e intendencia, que llevó incluso a que renunciara el director, Juan Manuel Cruz, quien también dio positivo al coronavirus.

La delegada sindical, Yolanda Sánchez Ulloa, confirmó que hace unos días tuvo conocimiento sobre la posibilidad de un brote de contagio entre el personal de este nosocomio; situación que quedó confirmada con el fallecimiento de un camillero.

Ante este escenario, dijo, “hicimos un muestreo a todo el personal asintomático o sintomático del área de Medicina Interna y detectamos 11 personas positivos entre enfermeros, residentes, doctores y secretaria; todo ese personal tuvo que aislarse de la institución para el manejo adecuado”.

Reveló que hace una semana, ingresó una paciente de Santa María Xadani, que llegó por un problema renal. La paciente llegó asintomática, es decir, sin ningún síntoma de COVID-19 y se mantuvo en un área distinta a la que se utiliza para los pacientes contagiados con coronavirus.

“Al parecer esta paciente murió en su domicilio, luego de que sus familiares se la llevaran; mientras que acá, los compañeros trabajadores se realizaron la prueba, confirmándose que varios resultaron contagiados”.

Indicó que ya se le dio parte al Secretario General de la Sección 35, Mario Constantino Félix Pacheco, informándole que cuatro médicos, una trabajadora social, dos químicos de laboratorios y cuatro enfermeras, dieron positivo a la prueba; además hay dos médicos, una enfermera más que son casos sospechosos.

Como medida de prevención, este miércoles, los trabajadores decidieron suspender todas las actividades en este hospital para declararse en cuarentena, hasta que las autoridades de Salud les garanticen su seguridad y mejores condiciones en su centro de trabajo.

Cabe recordar que la segunda defunción por COVID-19 en el Istmo de Tehuantepec correspondió a un trabajador justamente de este hospital; recientemente, se confirmó el fallecimiento de un camillero. 

350

trabajadores se declararon en cuarentena, tras haber adquirido el virus. 

Desalojan nosocomio para desinfectarlo

JUCHITÁN, Oaxaca.- Autoridades de Salud y trabajadores del Hospital General “Macedonio Benítez Fuentes”, acordaron realizar acciones urgentes para detener el brote que se registró en este centro de trabajo y sumar esfuerzos ante la etapa de máxima intensidad de contagios de COVID-19 que se presenta en la región.

Luego de llevar a cabo una manifestación durante la mañana de este miércoles, los inconformes se reunieron con el responsable de la jefatura de la Jurisdicción Sanitaria, Gonzalo Sebastián Cruz Antonio, con quien acordaron sanitizar el inmueble.

Las autoridades de Salud se comprometieron a llevar a cabo trabajos de desinfección de ese espacio, el cual es reconocido como de alto riesgo de contagio y, de esta manera, los trabajadores puedan hacerle frente a la etapa más crítica de la emergencia de salud en la región.

De igual forma, todos los trabajadores, médicos, enfermeras, personal administrativo y de intendencia, serán sometidos a la prueba de COVID-19 para conocer su estado de salud y tomar las medidas que se requieran, una vez que se conozcan los resultados.

Trascendió que las acciones comenzarán con la desocupación del nosocomio; por ello, los tres pacientes con COVID-19 que están internados en este lugar, serán transferidos a otras unidades, pudiendo ser a otros municipios o en el nuevo Hospital INSABI COVID-19 de esta ciudad.

Además, otros seis pacientes con otros padecimientos serán también enviados a otros hospitales donde continuarán con sus tratamientos.

Durante el tiempo que duren los trabajos de desinfección o sanitización del Hospital, los trabajadores permanecerán en sus casas y una vez que todo esté listo, regresarán a sus labores, aunque para ello no se estableció una fecha exacta.