'Hemos fallado como sociedad' 

Voces expertas presentan una radiografía sobre la pandemia

GUADALAJARA, Jalisco.- El mundo ha demostrado su incapacidad para gestionar las múltiples crisis que ha provocado la pandemia por la COVID-19.

Desde que surgió el primer contagio, en diciembre de 2019, en Wuhan, China, se han puesto en evidencia las limitaciones en los sistemas de salud y en la educación a distancia, también se ha hecho visible la violencia dentro de casa y la desigualdad en la distribución de la riqueza.

La pandemia ha mostrado que la mayoría de la población mundial no tiene espacios adecuados para sobrellevar una cuarentena, que hay pocos elementos para proteger a comunidades vulnerables, como los adultos mayores, y los gobiernos no han sabido cómo cerrar la brecha, advierte José Ramón Calvo, quien junto con Cecilia Kindelán y María de los Ángeles Calvo, compilaron La Gran Pausa (MalPaso, 2020).

Buscando nuevas fórmulas

"El objetivo es que este libro sirva en cuatro o cinco años para seguir sacando conclusiones y que las cosas que señalamos que se han hecho mal, de alguna forma se han podido mejorar, porque la crisis de esta pandemia nos tiene que servir para buscar nuevas fórmulas de enfrentarnos a los problemas", afirma el miembro de la Real Academia Europea de Doctores y asesor estratégico del Barcelona Supercomputing Center.

Este libro, reúne voces expertas como la del epidemiólogo Ernesto Kahan, quien recibió el Premio Nobel de la Paz en 1985, como vicepresidente de la asociación de Médicos Internacionales para la Prevención de la Guerra Nuclear; Manuel Carballo, titular del Centro Internacional para las Migraciones, la Salud y el Desarrollo, en Ginebra; está el economista José María Gay y la psicóloga clínica y criminóloga, Mónica Rincón Acereda, entre muchos otros.

Además de una radiografía sobre la pandemia, el título pretende abrir una reflexión sobre qué representa este momento para la historia universal, cuáles han sido los errores que han cometido los países en el manejo de esta situación para visualizar cómo será el futuro en este mundo "que ya no es el que conocíamos", advierte Calvo.

"Las siglas a.C. y d.C. van a significar otra cosa a partir de ahora: será antes del Coronavirus y después del Coronavirus, estamos en un cambio de era", expresa.

Salvo contadas excepciones, como Nueva Zelanda, la pandemia tomó desprevenidos a todos los gobiernos del mundo, los países lo vieron venir y no hicieron lo que debían con suficiente rapidez, apunta el académico.

"En el caso de los sistemas de salud, no había capacidad para absorber esta enorme cantidad de gente que se contagiaba, con tantos enfermos el sistema colapsa, porque se necesita atención especializada e intensiva y eso es para lo que no estábamos preparados y no debe volver a pasar", insiste. 

Los grandes damnificados

El académico relata que el mundo le ha fallado a los adultos mayores. Son ellos, los que en mayor porcentaje, han sido afectados por la COVID-19 y no ha habido paliativos para parar la tendencia. Esta enfermedad ha dejado al descubierto la falta de inversión de los gobiernos, incluso los recortes financieros en torno a la investigación científica. 

"Los ancianos han sido los grandes damnificados y olvidados de esta crisis, muchos de ellos fallecieron sin tener la compañía de sus seres queridos, no pudieron tener un final digno, como sociedad hemos fallado", lamenta Calvo. 

Uno de los capítulos de La Gran Pausa hace una reflexión sobre los daños psicológicos y emocionales que el encierro obligatorio ha provocado entre la gente. 

"Hay sobre todo un sector muy vulnerable, el de mujeres y niños que han tenido que convivir con potenciales agresores, en algunos países de América Latina se ha incrementado hasta 200 por ciento las denuncias por agresiones sexuales intrafamiliar o lesiones físicas, todo esto es una consecuencia terrible y negativa de esta pandemia", completa.