Juez ordena liberación de ‘El Mochomo’, pero lo vuelven a detener

CIUDAD DE MÉXICO .- Apesar de que la Fiscalía General de la República (FGR) presumió la detención de  José Ángel ‘N’, alias “El Mochombo”, como un hecho de gran relevancia para esclarecer la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, en 2014, un tribunal judicial del Estado de México ordenó su liberación durante los primeros minutos de este miércoles.

La decisión judicial se emitió por parte de un tribunal adscrito al Centro de Justicia Penal Federal con sede en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y deberá cumplirse de manera inmediata, si es que la Fiscalía General de la República (FGR) carece de más imputaciones graves  en contra de este sujeto, señalado por los padres de los estudiantes de haber ordenado su ejecución como líder de la organización criminal Guerreros Unidos.

Sin embargo, José Ángel "N", alias El Mochomo, volvió a ser detenido afuera del penal de máxima seguridad de El Altiplano en Almoloya de Juárez, Estado de México, tras ser liberado.

La madrugada de este miércoles la jueza de control adscrita al Centro de Justicia Penal Federal del Altiplano concluyó que José Ángel "N" debía quedar en libertad por inconsistencias en los datos de prueba presentados por la Fiscalía tras su detención en Metepec la semana pasada.

Desde el 2015 la entonces PGR ofrecía un millón 500 mil pesos a quien brindara información sobre el paradero de El Mochomo, toda vez que de las declaraciones de testigos, el dio la orden de ejecutar a los estudiantes que fueron secuestrados y posteriormente desaparecidos por sicarios de Guerreros Unidos.

Se sabe que actualmente Guerreros Unidos opera en los estados mexicanos de Morelos y Guerrero, y se formó en 2011 a raíz de la desaparición del cártel de los Beltrán Leyva y una escisión de La Familia Michoacana.

Cabe recordar que “El Mochomo” fue detenido en Metepec, Estado de México, el pasado 24 de junio de este año, luego de seis años de permanecer prófugo de la justicia y de que se ofreciera una recompensa de un millón y medio de pesos por su captura.