Por temor a sufrir agresiones, Santa María del Mar pide presencia de la Guardia Nacional

Por los recientes sucesos de violencia, Santa María del Mar solicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador el envío de la Guardia Nacional, para evitar una agresión de la comunidad vecina, San Mateo del Mar.

En una carta, suscrita con el presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Eustacio Reyes Martínez, el agente municipal Gelasio Mateos Cruz informó que Santa María del Mar, una comunidad ikoot perteneciente a Juchitán de Zaragoza, se encuentra desde hace 10 años sin acceso por vía terrestre y sin energía eléctrica, ante las acciones emprendidas por San Mateo del Mar. 

Expuso que la población entera ha sufrido muchas carencias durante este tiempo, pues debe atravesar el mar para abastecerse de lo más elemental.

Además, subrayó que también ha vivido experiencias fatídicas como la sucedida el 7 de enero del 2017, cuando los fuertes vientos voltearon una lancha muriendo ahogadas tres personas.

“Es obligación del gobierno estatal procurar una vida digna para todos nosotros, pero acá en Santa María del Mar las dificultades para recibir atención adecuada en salud, educación, las enormes complicaciones que tenemos para el abasto de víveres, el libre tránsito y sobre todo la seguridad, nos dejan claro la ineficacia en seguridad y en procuración e impartición de la justicia”, asentó.

Subrayó que el gobierno estatal creó en el 2017 una “Comisión de Alto Nivel”, integrada por funcionarios sin ninguna capacidad, para supuestamente solucionar el conflicto, pero hasta ahora no ha habido resultados.

“No les basta el infortunio de los más de mil 500 habitantes que somos, nos mienten, nos engañan y tienen en el olvido”, señaló.

Resaltó que las graves omisiones gubernamentales han ensangrentado este territorio, porque en sus acciones sólo ven un apetito insaciable por sus riquezas naturales y marítimas. 

De esta manera, pidió al presidente López Obrador y al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, así como a los titulares de la CNDH y de la DDHPO, Rosario Piedra Ibarra y Bernardo Rodríguez Alamilla, respectivamente, tomar las acciones preventivas y apremiantes para proteger la vida de los habitantes de la comunidad, a través de la presencia de la Guardia Nacional.

Aislados

1,500 habitantes

 10 años sin acceso por vía terrestre y sin energía eléctrica