Vigilarán niveles de ríos y presas en La Cuenca

TUXTEPEC, OAX.-Al ser las primeras lluvias en la región en la región, tierra suele absorber el agua, sin embargo, el siguiente mes de julio, la queda podría quedar saturada de agua, lo cual se corre el riesgo de que puedan registrarse algunos deslizamientos, además de hundimientos o  inundaciones.

El coordinador en esta zona de Protección Civil estatal, Jaime Canseco Claudio, dijo que hasta ahora con lo que han sido llamadas, primeras lluvias no se han tenido problemas, salvo la caída de árboles, techos de viviendas, y las afectaciones en Valle Nacional, por la gran caída de agua que se tuvo hace tres semanas en ese municipio, pero de ahí en fuera las demás localidades en donde ha llovido fuerte como es el caso de Temascal, Loma Bonita, Acatlán y Ojitlán, no se han reportado más daños.

Indicó que los reportes que se han dado ha sido por encharcamientos ligeros, con taponamiento de drenaje, lo que causa que las aguas negras broten en patios y viviendas, situaciones que han sido atendidas pero que no ha pasado de ahí hasta ahora, pero la población tiene que estar atenta, ya que continuarán las precipitaciones, las cuales se prevén que sean más intensas, prolongadas con rachas de vientos fuertes.

Por ello, apuntó que esta semana, continuarán con monitoreos en las presas, ríos y arroyos, para saber que tanto pueden elevarse los niveles de los afluentes grandes y pequeños que hay en esta zona de la Cuenca, para estar prevenidos ante cualquier contingencia que puedan generar los fenómenos naturales al estar en plena temporada de ciclones y tormentas tropicales.

Toda vez que las lluvias torrenciales ya comenzaron esta región, por lo que es necesario seguir un monitoreo continuo de los sitios que son considerados de riesgo en esta época, como es el caso de la colonias con antecedentes de afectaciones, muchas de ellas graves como Papaloapan y Santa Cruz.

Es por lo anterior, que se realizan inspecciones visuales cada vez que llueva, para conocer la cantidad de agua que cae en los ríos de poblaciones como Tuxtepec y Valle Nacional, así como en los municipios colindantes con las presas Cerro de Oro y Miguel Alemán.