En celebración LGBT sólo hubo festejo por internet

Por el coronavirus

TUXTEPEC, OAX.-En el mes del orgullo gay, que este domingo 28 de junio se celebró internacionalmente, no hubo marcha, la cual se aplazó para el mes de octubre del 2 al 11, si la situación lo permite, por lo que sólo el festejo pudo realizarse por internet debido al coronavirus, lo cual es una manifestación del movimiento LGBT, destinado a dar visibilidad  a esta comunidad, en su lucha por la igualdad de derechos.

El activista Bernardo Conde, coordinador de la comunidad lésbico-gay en Tuxtepec, comentó que por causa de la pandemia, se tuvo que aplazar lo que  ha sido llamada fiesta analógica, cuyo sonido es amplificado para ser escuchado por una gran audiencia, por lo que en esta ocasión no hubo el tradicional desfile, sin embargo se realizaron varias actividades online para celebrar.

Indicó que el movimiento se llevó a cabo de manera virtual, para proteger a las personas de un posible contagio por Covid-19, considerado un hecho histórico, por tener que realizarse así por primera vez por causa de la pandemia, cuya marcha en México, se viene haciendo desde 1978, ocho años después de los disturbios ocurridos en Nueva York, donde la comunidad gay se unió por primera vez  en los Estados Unidos, para luchar por sus derechos.

En tanto, dijo que a la fecha, se sigue buscando, no sólo la aceptación social, sino principalmente que las estructuras institucionales tengan aplicabilidad con las normativas jurídicas, recordando que los derechos humanos son inalienables, inherentes  y progresivos, por lo que indicó que hay avances en materia jurídica, pero no en su aplicación, por lo que Estado y gobiernos tienen que buscar la aplicación de esos derechos, que están la Constitución.

Es por ello, que estados y ciudades del país, principalmente del sur, hay mucha resistencia en que se busque y generen esas condiciones constitucionales hacia la comunidad  LGBT. Ya que finalmente, señala que son indivudos y personas, y como Estado no se está garantizando los derechos en políticas públicas, y una entidad que ampara el primero y cuarto constitucional.

Por ejemplo que parejas del mismo sexo se reconozcan con los mismos derechos jurídicos, así como derechos en salud y reproductivos de acuerdo con la identidad de género que elija un individuo, y que no haya tanta discriminación hacia estos grupos.