Chapulineros quiere jugar en el ITO en la nueva Liga de Balompié Mexicano

El Club Chapulineros de Oaxaca de la Primera División de la nueva Liga de Balompié Mexicano (LBM) solicitará autorización para hacer uso del estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO),  informó el presidente de ese club deportivo, José María Martínez López.

Agregó que el trámite ante la Secretaría de Administración de Gobierno del Estado será únicamente para jugar sus partidos como local, con la finalidad de ofrecerle a la afición oaxaqueña unas instalaciones con mayor aforo y de más fácil acceso.

Comentó que hasta el momento no han realizado ninguna gestión ante el secretario de Administración, Germán Espinoza Santibáñez, porque debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19, para las dependencias del gobierno estatal la prioridad en este momento son los temas relacionados con la salud, por lo que están a la espera de la apertura regular de las oficinas de Ciudad Administrativa.

Chema Ramírez López comentó que el estadio del Tecnológico de Oaxaca sólo utilizarían para disputar sus partidos como local, por ser un inmueble que cuenta con un aforo para 15 mil espectadores, ya que el resto de su trabajo, desde las visorías, pretemporada y entrenamientos cotidianos lo harán en el estadio Independiente de San Jerónimo Tlacochahuaya, Oaxaca, donde el principal inconveniente para los aficionados es que por el momento las gradas del inmueble están limitadas a un aforo de tres mil espectadores.

“Nosotros consideramos que será mayor el número de aficionados que asistirán a pfesenciar los partidos de los Chapulineros de Oaxaca, por la gran expectación que existe en varias entidades del país ante el surgimiento de la Liga de Balompié Mexicano, que preside el ex seleccionado nacional Carlos Salcido”, señaló Chema Ramírez.

El presidente de Chapulineros de Oaxaca indicó que confían en contar con el visto bueno del Gobierno del Estado para poder jugar sus partidos de local en el estadio del ITO, para lo cual se coordinarán con el Club Alebrijes de Oaxaca, que ahora estará en la Liga de Expansión, y que recibió en comodato el estadio del Tecnológico de Oaxaca, durante su permanencia en la desaparecida Liga de Ascenso MX.