Carecen voluntad para resolver conflictos en La Cuenca

Gobiernos solo los administran

TUXTEPEC, OAX.-El dirigente de la Unión de Comunidades Originarias, Santos Marcial Lucas, en relación a la masacre de 15 personas  lapidadas, torturadas y calcinadas en la comunidad de Huazantlan del Río perteneciente a San Mateo del Mar, cuando realizaban una asamblea comunitaria el pasado fin de semana, dijo sin dejar de lamentable tal número de muertes, que desde el punto histórico, siempre las comunidades han tenido conflicto sociales agrarios añejos. 

En donde, apuntó, el gobierno en turno no ha hecho más que administrar los conflictos, procurando siempre el bienestar de los candidatos o las ventajas que pudieran tener tales opciones para el partido o candidato en turno, pues nunca el gobierno ha tenido voluntad política para resolver de fondo los problemas, pues recursos han habido.

Toda vez que en el cierre del reparto nacional agrario del 94, hubo muchos recursos para resolver los conflictos de este tipo de mucho impacto en los pueblos y comunidades originarias, en lo cual el gobierno del estado de Oaxaca, en particular, no le puso atención, pues se canalizaron los recursos para otras cosas, pero no para resolver los conflictos sociales agrarios de esa naturaleza.

Por lo que como resultado, señaló que siempre es eso, las confrontaciones, por lo que cree que el aparato del estado se ha quedado corto en los conflictos para darle solución mediante las negociaciones y los acuerdos, por lo que consideró que debe de haber una política precisa y específica, con métodos y criterios para poder allanar a la voluntad de las partes y poder resolver de fondo los conflictos.

Ya que expuso, que si no se va a fondo, no se resuelven, porque más allá del discurso, si no hay una voluntad política no se va a resolver nada, así prevalecerá el conflicto, por lo que si ahora hubo 15 muertos, mañana o pasado habrá 30 o 40 y no pasa nada, y así las cosas en el estado, y si bien habla de Oaxaca, es porque es del asunto que más conoce, pero no es privativo de la entidad los conflictos sociales, sino que es algo que está presente en todo el país.