Miguel Ojeda Jr., promesa de Guerreros

Miguel Ojeda Jr., hijo del legendario cátcher de los Diablos Rojos del México, busca seguir la “saga” fincada por su padre en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y será una de las promesas en la receptoría de los Guerreros de Oaxaca, ahora que el nuevo mánager-jugador Érick Rodríguez tendrá la tarea principal de dirigir a la “Tropa Zapoteca”.

Ojeda Jr. fue enviado a Oaxaca en diciembre del 2019, procedente de Diablo Rojos, donde llegó en marzo de ese mismo año tras un fugaz paso por los Generales de Durango en el 2018, en donde incluso debutó en la LMB en el segundo torneo de esa temporada.

La organización bélica ha publicado y anunciado la inclusión de Ojeda Jr. en sus plataformas digitales.

Seguramente, buscarán desarrollar en el beisbol profesional al joven cátcher de 20 años de edad, que en caso de mostrar las facultades y tesón necesarios, podría convertirse en un serio aspirante para convertirse en un favorito de la afición oaxaqueña en la receptoría del equipo, cuando llegue el momento de que Érick Rodríguez decida retirarse.

Por lo pronto, trabajará bajo la guía del experimentado receptor regio, número 37 y gran ídolo de la afición bélica, quien por cierto ante la pandemia del COVID-19 tiene pendiente su debut como mánager en la LMB en juegos oficiales, pues ya estuvo al frente del club en lo que fue el inicio de la pretemporada en marzo pasado, la cual fue suspendida por la pandemia y que se reanudaría entre el 12 y 19 de julio.

"Mi papá siempre dice que puedes tener las facultades para jugar beisbol pero si no tienes la mentalidad de nada te van a servir. Y además de la admiración que le tengo a mi padre como figura paterna, siempre lo he admirado por el jugador que fue y por lo que sigue haciendo en el beisbol”, ha dicho el juvenil pelotero originario de Guaymas, Sonora.

Cabe recordar, que Miguel padre, jugó de 2003 a 2006 en “Grandes Ligas” con San Diego, Seattle, Colorado y Texas, mientras que en LMB participó en 16 campañas, de las cuales 14 fueron con los Diablos Rojos, una con Laguna y otra con Tigres.

Y actualmente, el legendario Miguel Ojeda, quien por cierto un 19 de mayo logró la hazaña de conectar cuatro jonrones en un solo juego, convirtiéndose en el primer jugador mexicano en conseguirlo en la LMB, es presidente adjunto de los Diablos Rojos del México.

Miguel Ojeda Jr ha compartido en su cuenta oficial de redes sociales mensajes relacionados con la nueva franela que defenderá en la próxima temporada y se muestra extremadamente optimista por esta etapa y reto que enfrenta en su novel carrera.