Detecta NASA 5 asteroides que se acercan a la Tierra, uno del tamaño de un edificio de 60 pisos

VanguardiaVanguardia

Las alarmas se encienden cada vez más seguido durante este 2020. Y no sólo por la pandemia del coronavirus sino por peligros inminentes para el planeta. Es que la NASA ahora registró que otros cinco asteroides se aproximan esta semana a la Tierra.

Las alarmas se encienden cada vez más seguido durante este 2020. Y no sólo por la pandemia del coronavirus sino por peligros inminentes para el planeta. Es que la NASA ahora registró que otros cinco asteroides se aproximan esta semana a la Tierra.

Con el anuncio de la agencia espacial estadounidense, se divulgó un gráfico detallado con todos los datos de los cuerpos rocosos.

Según lo revelado en el informe, lo más cercano que va a pasar uno de estos cuerpos es a 1,9 millones de kilómetros (1,2 millones de millas), o cinco veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Sin embargo, los objetos de un tamaño mayor a 150 metros que se observan dentro de 7,5 millones de kilómetros (4,6 millones de millas), o 19,5 veces la distancia entra la Tierra y la Luna, son considerados potencialmente peligrosos.

De esta manera, pues, uno de los asteroides de esta semana encaja en esa categoría, por medir 177 metros (580 pies) y pasar a 3,75 millones de kilómetros (2,33 millones de millas) de la Tierra el 24 de junio.

Dos de menor tamaño, por ejemplo, se acercan un día más tarde. Uno tiene más de 30 metros (99 pies) similar a un avión; y el otro, de 10 (35 pies), como el autobús.

Mes agitado
A principio junio, el Centro para los Estudios de Objetos Próximos a la Tierra, un organismo que forma parte de la NASA, había publicado que el asteroide Atón 163348 (2002 NN4) se aproximaría a la Tierra el sábado 6 de junio a la madrugada.

Unos días más tarde, llegó un aviso similar al actual, con una serie de otros cinco asteroides.

Eran el 2013 XA22, el 2020 KZ3 y el 2020 KY, a los que luego se sumaron dos asteroides más de pequeño tamaño.

Y aprovechó la ocasión para mostrar preocupación por la necesidad de desarrollar sistemas de defensa contra objetos celestes.