Papás a toda llave

Los luchadores Míster Diabolik, El Payasito Triki Traka, Fantasma Tercero, Mastín Tercero y Gregorio García Soto “el Zombie” recibieron momentos de la lucha libre y aprovecharon para celebrar el Día del Padre.

Compartieron recuerdos que tuvieron en su vida luchística y su paso por diferentes arenas de la ciudad, sobre todo en la que fue considerada como la Catedral de la lucha libre oaxaqueña, la Arena San Francisco.

Señalaron que era un gusto el estar reunidos con los que fueron sus compañeros o rivales de la lucha libre en la época de oro de este espectáculo.

Una camada en la que cada uno de ellos buscó la forma de convertirse en uno de los ídolos de los aficionados, lo cual lograron desde sus bandos, tanto rudos como científicos.

Las anécdotas de sus batallas contra grandes personajes del mundo luchístico nacional salieron a flote, donde el recuerdo de haber enfrentado a cada uno de ellos sin miedo, con la seguridad, destreza y habilidad que les dejaban sus entrenamientos arduos en los diferentes gimnasios que existían.

Uno de los rudos que hizo época en cada una de las arenas que se presentaban el Zombi destacó que “esto es algo muy bonito porque durante muchos años he convivido con mis parejas, donde ya no lo hago con ellos en las luchas porque ya tiene tiempo que me aleje de ella, pero estos momentos los disfrutó y los vivo completamente feliz y estamos muy a gusto”.

Míster Diabolik comentó que “lo bonito del deporte que practicamos en la juventud en el cual empecé a los 14 años de edad, en el gimnasio del Cardenal quien fue mi maestro y él fue quien me dio mi primer nombre de batalla que fue Tom Cosmos, después le hice una modificación a Doctor Cosmos, primero luché en las arenas de la periferia, posteriormente en la Arena San Francisco”.

“Nos conocimos solteros, con mucha energía y lo importante es que seguimos conservando el entusiasmo y la juventud después de 40 años en que empecé en el maravilloso mundo de la lucha libre; la importancia de seguir teniendo reuniones a pesar de los años transcurridos, es precisamente este deporte que nos mantiene unidos, nuestro interés sobre el deporte no ha decrecido, por el contrario, se ha acentuado”, dijo.

Recordó que cuando el Fantasma Tercero llevaba a sus hijos a la Arena San Francisco, él luchaba como Batman, “hace tiempo me mandó una fotografía Endeavor donde está él y su hermano el Fantasma ellos admiraban a Batman cuando eran niños y ahora Batman los admira a ellos”.

Por su parte, el Payasito Triki Traka refirió que a pesar de que cada uno tiene su estilo ya sea rudo o técnico, “al final de todo nosotros practicamos la lucha libre, yo sigo activo, gracias a Dios, y tenemos un grupo donde nos comunicamos y tratamos de convivir lo más sanamente posible, es un gusto enorme compartir con todos  mis compañeros, desafortunadamente somos bastantes, pero por alguna situación que a veces se atraviesa varios no pueden venir, sin embargo, hoy estamos celebrando el Día del Padre con todos mis compañeros”.

El Mastín Tercero añadió que era un privilegio el estar reunido con compañeros de la lucha libre, “esto es sano, porque como está actualmente la situación del COVID-19 que nos separa un poco de los amigos, pero estas convivencias son muy buenas, faltaron varios”.

Sobre las lesiones que sufren arriba del cuadrilátero aseguró que no existen compañeros que no hayan tenido alguna de ellas en el encordado “yo tengo fracturas en los tobillos, en la nariz, en la clavícula, esto al ser este un deporte de contacto y no puedes salir ileso, sobre todo que la lucha de antes era un poco más recia, ganabas con sangre”.