En Tuxtepec, denuncian violencia feminicida con tuit

Con tuits y mensajes circulados en redes sociales, mujeres de Tuxtepec buscan llamar la atención sobre la violencia feminicida que enfrentan en aquel municipio oaxaqueño.

Bajo el #OaxacaEstadoFeminicida y #OaxacaDeLasMujeres, a través de sus redes sociales mujeres de la entidad publicaron fotografías denunciando lo que ocurre en la región de la Cuenca del Papaloapan en donde de marzo a abril desaparecieron Fátima, Isabel, Itzel y Casandra en distintos momentos y posteriormente fueron halladas igual número de fosas clandestinas con restos humanos. Las autoridades aún se encuentran en los análisis para determinar si corresponden a las jóvenes.

Las distintas infografías y fotografías lanzadas por la colectiva Mujeres de Sal, Tuxfem, Marea Verde Mixteca, Feministas Oaxaca, así como activistas feministas independientes enfatizan la urgencia de atender la problemática en la Cuenca del Papaloapan.

Otros mensajes hacen alusión al rechazo a la Guelaguetza que el gobierno del estado anunció se desarrollaría en diciembre. “No queremos Guelaguetza, queremos a nuestras hermanas de vuelta. Itzel ¿Dónde estás?, Fátima ¡Justicia!, Casandra ¿Dónde estás?”, se lee en las fotografías de mantas pegadas en distintos puntos de Tuxtepec y que replicó la colectiva Marea Verde Mixteca.

Otro mensaje cuestiona: “¿Hasta cuándo escucharán nuestra voz? ¿Cuándo harán caso a las que ya no están? ¡Pedimos justicia!

Fátima tenía 18 años de edad, desapareció el 2 de marzo. Salió de su hogar para una entrevista de trabajo y ya no regresó.

Casandra, de 23 años, desapareció el 6 de mayo. También salió a una cita de trabajo y ya no regresó. Ambas respondieron a una falsa oferta de trabajo hecha en redes sociales por los perfiles de Julio Pulido y Adilene Pulido.

Itzel, de 20 años, desapareció el 14 de abril; al parecer también habría asistido a una cita de trabajo.

Isabel, de 35 años, desapareció el 11 de abril cuando viajaba en su motocicleta.

Tras las investigaciones detuvieron a un presunto responsable identificado como Omar N, quien confesó que mató a Fátima y dio la ubicación de la fosa clandestina. Los cuerpos encontrados presentaban huellas de extrema violencia.