COVID-19 no paralizó acción legislativa en Oaxaca

La pandemia de COVID-19 no paralizó la actividad de los diputados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), por el contrario sus actividades están encaminadas a atender la seguridad de los trabajadores de los servicios de salud, proteger a mujeres y niños de la violencia de género, la reasignación presupuestal para atender las consecuencias de la crisis sanitaria y la dotación de insumos, medicamentos, ventiladores y camas de hospital requeridos para la atención de los enfermos, señaló la diputada Arcelia López Hernández.

Al emitir el posicionamiento de Morena ante la pandemia, reconoció que el trabajo legislativo en medio de la crisis sanitaria no ha sido únicamente de este partido, sino de los institutos políticos que integran la 64 legislatura.

“Quiero hacer público nuestro reconocimiento a las diputadas y diputados de los distinto partidos que en la pluralidad nos hemos reconocido como iguales, en la preocupación y en la acción, por las causas del pueblo”.

Dijo que no hay duda de que hoy el estado de Oaxaca no está listo para transitar a la normalidad.

“Una y otra vez, hemos hecho nuestro el llamado de las autoridades del gobierno de México, hemos reiterado y reiteramos hoy la petición encarecida a los ciudadanos para que en la medida de lo posible permanezcan en su casa”.

Añadió que han exhortado a las autoridades municipales y estatales a fortalecer las medidas de protección a la ciudadanía, “pero también tenemos claro que los habitantes del estado de Oaxaca, la gente más pobre, la gente que tanto necesita, no tiene los recursos necesarios para mantenerse en su casa; sabemos que la gente vive al día y que necesita salir a buscar cómo alimentar a su familia, la petición de quedarse en casa es palabra hueca si el gobierno no establece las condiciones para que la gente tengan la posibilidad de cumplirla”.

Sobrevivencia diaria

Manifestó que hoy entonces la propuesta de Morena consiste en pedir que el gobierno del estado cubra entre la mitad y el total de los cobros de energía eléctrica y de agua de la población más necesitada del estado, con especial atención a los pueblos indígenas y afromexicano; así como reabrir los días de plaza con el fin de garantizar el abasto de alimentos y, a la vez, permitir a los pueblos indígenas mantener los espacios propios de intercambio o venta de los productos indispensables para la sobrevivencia diaria de la gente.

“Pensamos que los días de plaza tiene que regresar ya, por supuesto, tomando en cuenta las medidas de prevención y sana distancia, por lo cual el gobierno del estado y los ayuntamientos deben de jugar un papel activo”.

También, señaló, ha pedido al gobernador realizar transferencias monetarias directas a hogares campesinos, artesanos, y en general a quienes se encuentran sin salario o vivan en situación de pobreza; así como la entrega de paquetes de alimentos a familias y niños que solo en las escuelas tenían acceso a una alimentación adecuada.

“También queremos créditos para las familias campesinas en condiciones de precariedad, como principales agentes del sistema alimentario; e incorporar a la información epidemiológica la variable de etnicidad”.