Piden respetar el nombre de "Guelaguetza" sólo para las fiestas de julio en Oaxaca

Festividad de diciembre en Oaxaca tendría otro nombre

El diputado del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Othón Cuevas Córdova exhortó al titular del Poder Ejecutivo, Alejandro Murat Hinojosa, respetar el mes de julio para la celebración de la Guelaguetza y posponer la máxima fiesta de los oaxaqueños para el 2021.

En sesión de la Comisión Permanente de la 64 Legislatura, manifestó que si bien es cierto que en el presente año no podrá realizarse la Guelaguetza en el referido mes, dado el gran impacto que tiene la pandemia de  COVID-19, esto no implica que forzosamente deba de llevarse a cabo este año.

Además solicitó que el evento que se pretende llevar a cabo en el mes de diciembre del presente año no se le denomine Guelaguetza “máxima fiesta de los oaxaqueños”, en virtud de que sus orígenes se remontan a celebrar a una deidad indígena (Centéotl), para posteriormente hacer lo propio a una advocación religiosa (Virgen del Carmen), lo cual invariablemente tiene que ser en el mes de junio.

Cuevas Córdova comentó que la fiesta de la Guelaguetza tiene un origen ritual dedicado al dios de la fertilidad (Pitao Cozobi) o la diosa del maíz tierno (Centéotl) y que con la llegada de los españoles esta fiesta se realizaba en lo que hoy conocemos como el cerro de El Fortín y en el montículo dedicado a las deidades paganas donde se construyó el templo del Carmen Alto.

Profunda espiritualidad 

Añadió que de esta manera la relación que existe entre la fiesta de la fertilidad y la fiesta católica tienen una íntima relación y no es casualidad que sobre todo en comunidades de los Valles Centrales, como San Antonino Castillo Velasco, Ocotlán, Tlacolula, Zimatlán, entre otros, también se celebre la Guelaguetza en estas fechas.

“El carácter sincrético de estas fiestas nos remite a una profunda espiritualidad que reivindica a nuestros pueblos. Si bien es cierto que el espectáculo folclórico llamado Guelaguetza atrae a turistas de todo el mundo y esto significa una derrama económica para Oaxaca, no podemos decidir solamente con un criterio comercial cambiar la Guelaguetza de fecha”.

Aseveró que Oaxaca tiene suficientes atractivos folclóricos, gastronómico, etcétera, para seguir atrayendo el turismo, “pero yo propongo que en este caso, por todo lo que representa para la espiritualidad, historia y cultura de los oaxaqueños, este punto de acuerdo sea tratado con carácter de urgente y obvia resolución, para que se tomen todas la medidas  necesarias, incluyendo la cancelación de la Guelaguetza en el mes de julio, pero que no se le llame fiesta de la Guelaguetza “máxima fiesta de los oaxaqueños”, a la que llegara a realizarse en diciembre.

Dijo que éste será un espectáculo folclórico más.

“Podemos hacer una serie de eventos, pero respetemos la idiosincrasia, la cultura y la identidad de los oaxaqueños, porque esto nos hace único ante el mundo”.