Solicita amparo Tomás Zerón, extitular de la AIC, por caso Ayotzinapa

CuartoscuroCuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el propósito de no ser detenido, el extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, interpuso un juicio de amparo en contra de la orden de captura librada en su contra como presunto responsable de los delitos de tortura, desaparición forzada de personas y delitos contra la administración de la justicia, derivados de su desempeño en las investigaciones del caso Ayotzinapa.

El Juzgado Octavo de Distrito en materia de Amparo Penal y Juicios Federales con sede en el Estado de México determinará si acepta o no a trámite la solicitud de protección de la justicia federal por parte de Tomás Zerón.

Para emitir su determinación, el juzgado federal requirió a la defensa legal del exfuncionario acreditarse como tal con la firma electrónica emitida en su favor, además de precisar el domicilio para recibir las notificaciones al haber presentado dos direcciones distintas en ese rubro y si no corrige ese apartado, el juicio de amparo se tendrá como no interpuesto.

De acuerdo con las investigaciones más recientes sobre el paradero de Tomás Zerón, éste viajó a Canadá hacia finales del año pasado.

Cabe recordar que la acusaciones que pesan contra el titular de la Agencia Criminal de Investigación se originaron luego de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes hizo del conocimiento público un video donde aparece el ex servidor público en el Río San Juan, de Cocula en una diligencia con Agustín García, alias El Chereje, identificado como sicario del grupo criminal Guerreros Unidos, vinculado a la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.

El grupo de expertos sugirió que en esa diligencia realizada el 28 de octubre del 2016 pudo haberse manipulado evidencia, ya que se hallaron bolsas con restos óseos pertenecientes a Alexander Mora, uno de los estudiantes y no se permitió inspeccionar más allá del río, además de que el presunto sicario no estaba en compañía de su abogado.

En la grabación se observa cómo Tomás Zerón realiza una llamada telefónica en la que solicita que el lugar fuera acordonado. Un día después de esa diligencia, el hallazgo se dio a conocer a los medios de comunicación.