Triple ejecución: Santiago Amoltepec de luto

Integrantes de un comando armado ejecutaron al ex comisariado de la población de Santiago Amoltepec, Sola de Vega, Vicente L.J., y sus acompañantes Camilo C. y Benigno G.C.

El ataque se registró cuando se desplazaban en una camioneta Nissan tipo estaquitas, a unos días del ataque armado contra habitantes de San Mateo Yucutindoo, donde fue ultimado un campesino que acudió a cortar leña.

Al circular en el paraje conocido como Río Santiago, sujetos armados atacaron a balazos a la unidad de motor y por lo cual ex comisiariado y uno de los dirigentes en la comunidad, y que ha encabezado tomas de palacios y otros hechos violentos, fue alcanzado por las balas junto con sus acompañantes.

Tras la agresión, a la zona se desplazaron los elementos de la policía estatal y dieron intervención a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) comisionados en Tlaxiaco, quienes arribaron al lugar para realizar las diligencias.

Los elementos policíacos, al arribar al paraje Río Santiago, confirmaron que las tres personas estaban sin vida dentro de la unidad de motor, la cual presentaba múltiples impactos de arma de fuego.

Tras las diligencias, los restos fueron trasladados al panteón municipal para la práctica de la necropsia de ley y del caso se inició el acta penal por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables.

 

SUFRIÓ ATAQUE A BALAZOS

Vicente fue comisariado en el año 2006, y el 14 de marzo fue atacado a balazos por habitantes de las poblaciones de Santa Cruz Zenzontepec y Santa María Zaniza, quienes llegaron hasta Santiago Amoltepec para realizar detonaciones de arma de fuego por un añejo problema agrario de 5 mil hectáreas.

En esa ocasión, el presidente del comisariado de bienes comunales de Santiago Amoltepec, Vicente L. J., dijo que los agresores estaban armados con rifles AK-47 y M-1, así como "otras armas de alto poder", aun cuando existía un acuerdo de paz. En esas ocasiones hubo varios enfrentamientos.

ENCABEZÓ RETENCIÓN DE POLICÍAS

Asimismo, a principios de agosto del 2012, 11 policías estatales y un civil fueron retenidos por los autodenominados Asamblea Comunitaria del municipio de Santiago Amoltepec y que encabezaba Vicente.

A los policías los retuvieron como una medida de presión para que el gobierno del estado aceptara la destitución del presidente municipal, Pedro Luis Jiménez Hernández, quien después fue detenido acusado de homicidio y condenado a 35 años de prisión.

El 6 de agosto del 2012 concedieron la liberación de Fernando Rivadeneyra, subdirector de Investigación Policial de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), y un civil.

Los dos liberados fueron llevados por los pobladores a la comunidad vecina de El Mamey. El comisionado de la policía estatal, César Alfaro Cruz, acudió en un helicóptero, a bordo del cual trasladó a Rivadeneyra y la otra persona a la ciudad de Oaxaca.

Vicente L. J., entonces vocero de la comunidad, acusó a que al entones Secretario General de Gobierno, de encubrir al edil, pues en enero solicitaron a la Secretaría de Gobierno y al Congreso del estado la destitución de Jiménez Hernández; sin embargo, no han respondido.

Sobre la retención de los elementos de la SSP, refirió que fue decisión de la asamblea, que concluyó que los policías fueron enviados para proteger al presidente municipal y no a los pobladores.

LIBRARON ÓRDENES EN SU CONTRA

La Procuraduría de Justicia estatal dio a conocer que fueron liberadas cuatro órdenes de aprehensión contra los probables responsables de haber retenido a nueve elementos de la Secretaría de Seguridad Pública desde el 3 de agosto DEL 2012 en el municipio de Santiago Amoltepec.

En esa ocasión se informó que las órdenes de arresto fueron libradas contra del síndico municipal Aurelio L.; Vicente L. J., ex comisariado de Bienes Comunales de Amoltepec; Lorenzo S. R. y Guillermo R. V., pero las cuales no fueron ejecutadas.

SE DIJO PERSEGUIDO

El 16 de agosto, en un medio de comunicación, el ex comisariado, se dijo perseguido al dar una entrevista y dijo que andaba a salto de mata porque tenía una orden de aprehensión por delitos contra la salud y tráfico de armas.

El ahora extinto era uno de los líderes de uno de los grupos de la comunidad de la Sierra Sur.