Esperan cesen manifestaciones en Tuxtepec

TRAS PASO DE PANDEMIA

TUXTEPEC, OAX.-A decir de Osvaldo Rincón Reyes, miembro del Consejo Ciudadano por la Civilidad de Tuxtepec,  en esta ciudad tan importante zona comercial del Papaloapan, tras concluida la contingencia sanitaria por el Covid-19, no deberán haber más manifestaciones de protesta por parte de grupos de los llamados sociales, porque ahorcarían más la economía del municipio, ya que la pandemia la dejará muy afectada.

Por ello, dijo que luego de la ultima manifestación que se tuvo aquí, por parte del (Codeci A.R.) en febrero de este año, quienes en esa ocasión sitiaron el ayuntamiento local y tomaron la caseta de cobro del puente Caracol, para presionar tanto al gobierno estatal como al municipal para el cumplimiento de sus demandas sociales como viviendas y apoyos para el campo, no se ha vuelto a registrar otro bloqueo más.

Sobre todo porque tras la emergencia sanitaria, y las medidas decretadas por el gobierno federal y estatal, las organizaciones a las que se les pidió no volver a realizar manifestación alguna en Tuxtepec, parecieran haber entrado en razón, ya que por medio de presiones y secuestro a la que someten a la población, no se puede obtener nada, más que el repudio de la gente, ya que no son los medios para hacerlo.

Motivo por el cual se tuvo a bien conformar tal consejo ciudadano, para que en Tuxtepec haya y prevalezca la civilidad y no el desorden que sólo provocan perdidas de tiempo y económicas para todos los que habitamos en este municipio, al cual no se le debe seguir afectando, pues la sociedad ya llegó al hartazgo de estos grupos.

De manera que organizados y con la integración de todos los sectores, se evitarán que en lo sucesivo hayan más manifestaciones como las muchas y las que a cada momento se registraban en Tuxtepec con la toma de los puentes o bloqueos de la salidas y entradas a esta ciudad, ya que si no eran los maestros, eran los grupos sociales, o los transportistas e incluso motociclistas, lo que generaba el caos entre la población ajena a las protestas de quienes buscan el cumplimiento de sus propios intereses, no de la comunidad.