Desahuciada, Guelaguetza 2020: Oaxaca perdería más de mil 300 millones de pesos

Actualmente, la entidad permanece en semáforo rojo de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Por la pandemia del COVID-19 Oaxaca dejará de percibir de 423 millones de pesos por la cancelación de la máxima fiesta de los oaxaqueños, la Guelaguetza.

Además de 903 millones de pesos que genera la afluencia turística en Oaxaca de Juárez, Huatulco y Puerto Escondido en el contexto de las fiestas del Lunes del Cerro.

El 31 de julio del 2019, el gobierno del estado informó que el evento artístico y cultura dejó una derrama económica de 423 millones de pesos, lo que representó un incremento de 20.52 por ciento en comparación con la celebración del año anterior, es decir 2018.

A través del secretario de turismo, Juan Carlos Rivera Castellanos dio a conocer también que la ocupación hotelera del 19 al 29 de julio fue de 91 por ciento y la afluencia alcanzó los 141 mil 805 turistas, lo que en comparación con el 2018 representa un aumento de visitantes del 7.16 por ciento y la derrama económica que generó un 20.52 por ciento más, es decir 72 millones de pesos adicionales.

El funcionario estatal manifestó que incluso existieron días en que la ocupación hotelera alcanzó porcentajes del 95, 96 y 97 por ciento.

“Las cifras y la demanda que han adquirido las fiestas de la Guelaguetza, son muestra del posicionamiento que tiene la entidad, con lo que se mostró al mundo que más allá de la diversidad, Oaxaca es un estado que sabe de la unión cuando se trata de preservar sus raíces”, aseveró en esa ocasión.

Lo ve difícil

Sin embargo, el 5 de mayo del año en curso el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat anunció que la Guelaguetza, principal festividad para los oaxaqueños que se celebra desde 1969 en la capital del estado, no cuenta con las condiciones sanitarias para realizarse, debido a que es un evento masivo en el que se tendrían que aplicar pruebas rápidas de COVID-19.

“Yo, sinceramente, veo muy difícil la celebración de un evento masivo en julio, aun cuando eventualmente, para ese entonces estemos incorporados parcialmente a nuestras actividades cotidianas”, expresó.

Explicó que un elemento fundamental para que pueda haber actos masivos, primero, sería tener la capacidad de hacer exámenes en tiempo real para identificar que no haya personas que puedan contagiar antes de un evento, y por supuesto, que haya un tratamiento médico que permita darle certeza y tranquilidad a la ciudadanía de que si se llegan a contagiar, puedan tener una probabilidad alta de mantenerse con vida.

Hasta el momento Oaxaca se mantienen en el semáforo rojo de la pandemia y, por tanto, las medidas de prevención se han extremado en la entidad.

Esto hace casi imposible que la tradicional Guelaguetza, uno de las atracciones turísticas más importantes del estado, pueda llevarse a cabo en el mes de julio.

La Fiesta

  • 423 mdp de derrama económica en 2019
  • 91% de ocupación hotelera en 2019
  • 141,805 turistas acudieron el año pasado