Rinden homenaje a mujeres que trabajan por la conservación de los mares en México

Este webinar fue impulsado por instituciones mexicanas y transmitido en línea a través de la Conabio, ayer, en el Día Mundial de los Océanos.

"El canto de las sirenas: mujeres que inspiran" reunió y dio voz a diálogos y experiencias sobre conservación, uso sostenible de los océanos, investigación, turismo, pesca, aprovechamiento responsable de los recursos marinos y políticas públicas nacionales. Este webinar fue impulsado por instituciones mexicanas y transmitido en línea a través de la Comisión Nacional para el Uso de la Biodiversidad (Conabio), ayer, en el Día Mundial de los Océanos.

Las siete invitadas compartieron sus historias de amor, pasión y trabajo con los océanos, desde distintas ópticas. La actividad fue una suerte de homenaje a las miles y millones de mujeres que trabajan por el conocimiento y la conservación de la naturaleza y, específicamente, por los océanos en México. 

A lo largo de casi dos horas, los más de 400 espectadores escucharon las historias de pescadoras, buzas, investigadoras, académicas, políticas públicas y una fotografía subacuática, quienes desde distintas latitudes han abonado a visibilizar las dimensiones de género en nuestra su con los ecosistemas marinos.

Las ‘sirenas’ que participaron en este diálogo fueron: Camila Jaber, apneista y activista por los derechos de las mujeres; Elva Escobar, experta en mar profundo, investigadora, docente y tutora del Instituto de Ciencias del Mar y de la UNAM; Elvia Barreras, buza comercial, certificada en Buceo de Aguas Abiertas de la Federación Mexicana de Actividades Subacuáticas; Evelia Rivera, investigadora del Instituto EPOMEX, Universidad Autónoma de Campeche, experta en manejo integrado de la zona costero-marina; Ileana Ortega, conservacionista amante de la naturaleza; Valeria Mas, fotógrafa subacuatica, fundadora de la Asociación Mexicana de Imagen Subacuática; y Virginia Hernández,  gerente del Comité de Playas Limpias Oaxaca.

El diálogo fue moderado por Nélida Barajas, directora ejecutiva del Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO), e Ivette Mota, de la dirección General de Comunicación de la Ciencia de la Conabio, la charla tuvo como introducción el mensaje de inicio de Martha Delgado, subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE y de Dolores Barrientos, representante para México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). 

México y sus océanos

Martha Delgado comenzó invitando a reflexionar sobre la relación entre el estudio del océano, en términos de la dimensión de género y lanzó algunos datos sobre la situación de México al respecto.

“Nuestro país cuenta con una gran biodiversidad oceánica, con abundantes recursos naturales y esto representa un gran potencial para el desarrollo sostenible de México en los próximos años. El país tiene más de 11 mil kilómetros de costa y ahí habita el 18 % de la población total del país. En estas comunidades, la calidad de vida depende directamente del océano, sin embargo están siendo altamente afectadas por los impactos del cambio climático, la degradación de los ecosistemas marinos entre otros fenómenos”. 

Recordó que la diversidad oceánica y su capacidad para proveer servicios ecosistémicos  está siendo afectada como resultado de las diversas presiones humanas, por ello es muy importante impulsar y acelerar una economía oceánica sostenible, así como un manejo integral del océano con un enfoque colaborativo basado en la equidad que permite proteger la biodiversidad. Para ello se necesita prevenir la degradación e impulsar la prosperidad de las comunidades más vulnerables. 

Elvia Barreras, buza comercial, compartió que para ella la pesca es un modo de vida, la forma de llevar sustento a su familia, ya que es madre de tres niños. Con una emotiva participación, con el vaivén del mar como fondo, la pescadora compartió su experiencia de amor y cariño por el mar. 

Doctora Elba Escobar, investigadora, docente y tutora del Instituto de Ciencias del Mar y de la UNAM lanzó algunas preguntas sobre la apreciación del público sobre los mares y sobre los temas más importantes de discusión en los foros. Afirmó que al estudiar el mar, ella se vuelve parte de él, de su estructura y tejido. No separa sus aportes de investigación de la poesía, el cual es su propio tema de investigación: el mar profundo. 

Camila Jaber, apneista y activista por los derechos de las mujeres, habló sobre el buceo libre, deporte extremo que ella practica y el que le ha dado un  récord nacional. Para ella, el mar es la clave para el desarrollo sustentable en el mundo, aunque precisó que aún hay retos y urgencias por resolver en este tema, por ello hay que recordar que las soluciones son multidisciplinarias y deben tener perspectiva de género. 

Valeria Mas, fotógrafa subacuática, compartió también su historia, que inició cuando era pequeña. Sus inicios como buza le permitieron ver las maravillas en aguas profundas y al querer compartir ese encantamiento que le provocó el mundo acuático, decidió comenzar en la fotografía.

El trabajo en Oaxaca

Finalmente, Virginia Hernández, gerente del Comité de Playas Limpias Oaxaca, habló de todo el trabajo que ha venido coordinando con varias comunidades, en Huatulco, Zipotlite y Puerto Escondido, el cual se trata de concientizar a los pobladores del impacto ambiental.

Nélida Barajas, directora ejecutiva de CEDO, celebró este diálogo que reunió a varias generaciones como un esfuerzo único. Deseó que esta experiencia de historias y trabajo inspire a otras mujeres. Retomó el tema del recorte presupuestal de varias instituciones que afecta a varias organizaciones, habló del caso de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el de la propia Conabio. 

“Estas instituciones son pilares en la conservación y el uso sustentable de la naturaleza de nuestro país, no podemos dejar que caigan. El reto es cómo buscar recursos, buscar la corresponsabilidad y lo que pasa en la ciudad impacta en el mar. Hay que buscar vínculos y apoyar a las organizaciones. Es responsabilidad de todos”. 

Cómo apoyar y contribuir 

Ivette Mota, integrante de la dirección General de Comunicación de la Ciencia de la Conabio motivó al público a proteger los océanos, porque al hacerlo están protegiendo el futuro de todos. Recomendó algunas acciones, como conocer la riqueza de nuestros mares e informarse sobre las amenazas que enfrentan, en la página: www.biodiversidad.gob.mx, así como a  convertirse en un consumidor responsable de los productos marinos, ya que las decisiones de cada persona al consumirlos impactan en la salud de los ecosistemas. 

“Es importante saber de dónde vienen los productos marinos. Se pueden orientar como consumidores con el semáforo de peces comerciales y también orientarse sobre la diversidad de productos del mar que se pueden consumir para no impactar.  También pueden acercarse a instituciones e iniciativas aliadas por los océanos y en general por la conservación de la naturaleza”. 

"Cada día tenemos la oportunidad de aumentar la conciencia mundial sobre los beneficios que la humanidad deriva del océano y nuestro deber individual y colectivo de utilizar su riqueza de manera sostenible. ¡Las generaciones futuras también dependerán del océano para su sustento!"