Libertad de expresión en Oaxaca, bajo fuego

DDHPO investiga agresiones a periodistas
Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Detenciones arbitrarias, bloqueo informativo, hostigamiento, amenazas de muerte y robo de equipo de trabajo, son algunas de las agresiones que sufren trabajadores de medios de comunicación.

Agresiones físicas, detenciones arbitrarias, bloqueo informativo, hostigamiento, amenazas de muerte, así como el robo de equipo de trabajo, forman parte de las agresiones contra periodistas documentadas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) de enero a mayo de este año, en siete investigaciones abiertas.

Bajo fuego, de esta manera las y los periodistas de Oaxaca han tenido que desempeñar su labor, hecho que mantiene a la entidad en los primeros lugares del país por agresiones.

A las amenazas diarias, la contingencia sanitaria por COVID-19 se sumó como un factor que agrava los riesgos contra quienes ejercen la labor periodística: la sobreexposición en su salud, hasta agresiones y detenciones en el marco de las medidas restrictivas, alertó la DDHPO.

La instancia indicó que ha tenido conocimiento de agresiones contra reporteros en retenes, así como por parte de particulares, derivadas de restricciones en la movilidad y comercio.

Frente a la crisis sanitaria y económica derivada de la COVID-19 “es preocupante que las y los comunicadores sigan enfrentando hostigamientos y agresiones en el ejercicio de la libertad de expresión”, indicó la defensoría.

El ejercicio periodístico -expuso- es fundamental para las sociedades democráticas, debido a que cuando se daña a un periodista, no sólo se afecta la labor, sino la posibilidad de la sociedad de informarse y tomar decisiones y más aún en tiempos de pandemia.

 En cuatro años, 253 investigaciones

De acuerdo con los registros del organismo autónomo, en cuatro años, de 2015 a 2019, fueron abiertas 253 investigaciones derivadas de quejas y cuadernos de antecedentes relacionados con violaciones a los derechos de periodistas.

En 2015 el organismo defensor de los Derechos Humanos recibió 12 expedientes de queja e inició 31 Cuadernos de Antecedentes (CA), para 2016 se registraron 38 quejas y 49 CA; en 2017, 27 quejas y 36 CA; en 2018, 11 quejas y 27 CA; mientras que en 2019 siete expedientes de queja y 15 CA.

Una de las siete investigaciones abiertas en este año se derivó de las agresiones cometidas el 19 de febrero en contra de periodistas de diversos medios de comunicación escritos y electrónicos por parte de un grupo de choque que había tomado las instalaciones Tribunal Unitario Agrario (TUA). Tras haber amenazado con una navaja a una reportera para obligarla a borrar su material videográfico, arremetieron a golpes contra otros periodistas hombres y mujeres que cubrían la información.

En los últimos 4 años

2015

12 expedientes de queja

31 cuadernos de antecedentes

2016

38 quejas

49 cuadernos de antecedentes

2017

27 quejas

36 cuadernos de antecedentes

2018

11 quejas

 27 cuadernos de antecedentes

 2019

7 expedientes de queja

15 cuadernos de antecedentes

 

 

"Es preocupante que las y los comunicadores sigan enfrentando hostigamientos y agresiones en el ejercicio de la libertad de expresión”.

DDHPO