“La moda no es la felicidad”: Sergio Zúñiga, entrenador en jefe de la Academia Indígena de México

Los niños triquis, ahora equipo de la AIM, tienen bien arraigados los valores.

Estar o andar a la moda, no es la felicidad, lo más importante es el conocimiento, asevera el entrenador en jefe de la Academia Indígena de México (AIM), Sergio Zúñiga, quien precisa que existen cosas aparentemente simples de la vida que tienen mucho más valor que los artículos materiales y de altos costos o de última tecnología

Y este valor lo tienen certeramente arraigado los jóvenes del equipo original de los niños triquis y que actualmente son parte de la AIM.

“La moda hoy en día se ha vuelto un tema de mucha tendencia, los jóvenes buscan “encajar” en cierto ambiente, por lo cual pierden su esencia y buscan imitar a las personas, no se muestran como son, quieren ser populares y llamar la atención.

“Se refugian en su vestimenta y demás… para, erróneamente, estar a la altura de los demás. Pero lo importante es ser tú mismo, porque cuando buscas imitar a una persona, sólo demuestras que tienes problemas de inferioridad”, menciona la integrante del equipo de la AIM de la rama femenil, Alejandra Antonio García.

ATENCIÓN A LAS COSAS IMPORTANTES

“Mejor enfócate en las cosas importantes, como es el estudio; por ejemplo, el dueño de Apple y otras compañías exitosas por qué han triunfado, porque han estudiado y buscado nuevas formas; a veces nos enfocamos más en el cómo nos vemos, en nuestra apariencia, a lo que sabemos realmente, Entonces, yo los invito a que se enfoquen en el estadio”, agregó la basquetbolista de 18 años de edad.

“Cuando cursaba el nivel preparatoria me di cuenta que si no traías un celular o unos tenis a la moda, simplemente como que no encajaba en el círculo, y eso ocurre muchos en las escuelas

“Y puede afectarte porque el saber que otra persona tiene algo que tú no puedes, te da un “bajón” y querer tenerlo te puede llevar a problemas económicos”, añadieron otros jugadores de la academia como ejemplo del cómo podría “pegar” en los jóvenes la mala decisión de querer estar siempre a la vanguardia.

“Es aferrarnos a una realidad que no es nuestra; el querer estar a la vanguardia en muchos aspectos, nos va minimizando y encerrando en un círculo de falta de sueños, de falta de creatividad y de estar enojados con nosotros, con nuestra familia porque no pueden darnos lo que queremos”, subraya Sergio Zúñiga.

Entonces, “tienes que aceptarte tal y como eres. En la región Triqui, yo les decía: somos pobres, andamos descalzos, no tenemos qué comer, reconócelo y vamos a empezar a trabajar con lo que tenemos.

“Recuerdo que fui juzgado porque entrenábamos con tabiques y troncos pero era lo que teníamos y nada nos detuvo; nuestro carácter, nuestra fortaleza, nuestros sueños y metas iban más allá de todas esas especulaciones y dio frutos porque logramos cosas que nuestro corazón mandó y nos aceptamos.

“Yo creo que la parte más importante fue esa, aceptarnos tal y como somos, aceptar nuestra realidad y empezar a trabajar en ella”, precisa el entrenador en jefe de la AIM.