A partir del domingo, Iglesias católicas retoman celebraciones eucarísticas

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- La Diócesis de Tehuantepec reabrió las puertas de sus iglesias para las celebraciones religiosas, luego de permanecer cerradas por dos meses, en obediencia a las disposiciones oficiales derivadas de la contingencia sanitaria provocada por el SAR-Cov 2 (COVID-19).

Desde el 1 de junio, con el inicio de la "nueva normalidad" el clero católico mantiene abiertos sus atrios para la reanudación de sus misas públicas y otros ritos en las más de 40 iglesias pertenecientes a la Diócesis.

El vocero de la Diócesis de Tehuantepec, José de Jesús Gutiérrez Gutiérrez, indicó que las actividades se harán siguiendo las recomendaciones de las autoridades de salud para asegurar que no exista el riesgo de propagar el coronavirus.

Dijo que a partir del domingo 7 de junio las iglesias católicas entran a la “nueva normalidad”, pero con un protocolo que marcarán los obispos de cada una de las Diócesis, según acuerdo de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Entre las observaciones generales dictadas por la CEM, está el que se mantenga un aforo de no más de la tercera parte de la capacidad de la iglesia, de modo de puedan observarse las medidas sanitarias, además de caretas protectoras y guantes (nitrilo o vinil).

El sacerdote católico expresó que las celebraciones litúrgicas acostumbradas en cada una de las parroquias que conforman la Diócesis se llevará a cabo con un equipo de higiene y cuidando la Sana Distancia. No habrá aglomeración de personas, ya que solo tendrá acceso una mínima parte, el número de congregantes dependerá de la capacidad de cada iglesia.

Para la apertura de las iglesias, cada una deberá otorgar a los feligreses a la entrada de los recintos religiosos gel antibacterial y cubrebocas a quienes no traigan.

Los sacerdotes que continúen celebrando la eucaristía sin presencia de fieles, la CEM recomienda realizan la transmisión por las plataformas digitales en vivo y no por medio de grabaciones.

El reinicio de las actividades de manera formal es este domingo, excepto que las autoridades de salud tomen otras medidas para no regresar a la “nueva normalidad”, indicó.

Mientras esto sucede, las iglesias están abiertas desde el 1 de junio, las misas ya se están oficiando solo que con cupos limitados.

El regreso a la normalidad será gradual hasta que un día se reanude la normalidad en las celebraciones litúrgicas, una vez que se ha superado la parte más crítica de la emergencia sanitaria por SARS-CoV-2.

Avala edil de Juchitán la celebración de cultos religiosos

Gerardo Valdivieso Parada

JUCHITÁN, Oaxaca.- En plena alerta máxima sanitaria en Oaxaca por la pandemia del COVID-19, la iglesia Amistad -de la cual son pastores Asael Martínez Bello y Alondra Medina, ésta última directora de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento- anuncian el regreso al culto para el 7 de junio.

Luego de asegurar que fueron de las primeras iglesias en resguardar a sus miembros ante el anuncio de la cuarentena por COVID-19, anunciaron el reinicio de sus actividades ya que “la iglesia tiene que avanzar”.

Aunque ignoraron las recomendaciones del gobierno estatal de mantenerse en casa, ya que el estado se encuentra en semáforo rojo, prefirieron hacer caso a “las fechas propuestas por el gobierno federal” de la nueva normalidad y de un “acuerdo con nuestro gobierno local”.

Esta vuelta al culto la realizarán “extremando todas las precauciones que garanticen un ejercicio de la fe segura y responsable” y que las personas que acudan a sus reuniones lo harán libre y voluntariamente “asumiendo el riesgo y la responsabilidad de seguir nuestros protocolos de salud”.

Aunque toman medidas como colocar sillas con distancias de una y otra de un metro y medio, el obligatorio uso de cubrebocas, y la previa sanitización del inmueble y sillas en cada reunión, éstas durarán una hora y en tres horarios diferentes en un espacio para mil personas pretenden un aforo de 100 personas.

La Iglesia, cuyos integrantes se involucran en las actividades públicas de la dirección de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento Juchiteco, aseguró que a la entrada del auditorio se colocará gel alcoholado y un tapete clorado para desinfectar las suelas de los zapatos.

Agregaron que restringirán la asistencia de adultos mayores de 65 años y se evitará el contacto físico como el saludo de mano, abrazo u otra expresión.

La iglesia Amistad consideró que abandonar sus servicios en línea a través de plataformas digitales para volver a congregarse y “ser iglesia juntos” es necesario ya que “somos una actividad tan necesaria para nuestra sociedad como lo es la economía o la alimentación”.

A la par de este aviso que invita a los fieles a congregarse que cuenta con la anuencia del Ayuntamiento, existe la solicitud al mismo de pequeños empresarios de abrir sus negocios para reactivar el empleo y reactivar su economía castigada por el cierre de sus negocios en casi dos meses.