Diputados federales y gobierno unen fuerzas en la lucha vs COVID-19

Ante la escalada del virus en el estado de Oaxaca, se reunieron los diputados federales con el gobernador Alejandro Murat, quien estuvo acompañado del Secretario de Finanzas, Administración y Salud.

Después de un intercambio de información y puntos de vista, concluyeron que es un acierto caminar de la mano gobierno del estado y el gobierno federal porque a diferencia de otras entidades, el trabajo conjunto, donde los diputados han tenido una acción decisoria en la aprobación del presupuesto, ha logrado que hoy Oaxaca cuente con alrededor de 5,000 millones de pesos provenientes del gobierno federal para las obras de infraestructura en el proyecto transísmico del Istmo, las supercarreteras, la reconstrucción del Mercado de Abasto de la ciudad de Oaxaca y un amplio programa de vivienda, más la correcta inversión de los 3,500 millones de pesos que la 64 Legislatura local aprobó como endeudamiento para distintas obras en el estado, por lo que la reactivación económica está asegurada en entidad.

"Lo que más nos debe preocupar es el escalamiento de la pandemia del coronavirus que se concentra en seis municipios Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino, Tuxtepec, Juchitán y Huajuapan de León, que juntan tienen cerca del 90 % de casos confirmados, donde se necesitan otras medidas que ayuden a contener los contagios y no se propaguen al resto de los municipios, pero es necesario no sólo tener listos los hospitales para la atención de los enfermos, sino también buscar las posibilidades de atender las necesidades mínimas de la población sobre todo de la más necesitada", señaló el diputado Armando Contreras Castillo.

El legislador informó que por ello, se acordó continuar con la búsqueda de posibilidades que permitan salir lo más pronto posible de esta pandemia "y lo mejor librados posible".

Además, dijo que se realizarán otras reuniones para evaluar los avances a fin de evitar el colapso económico de la población y los gobiernos, el colapso hospitalario y la recuperación de la nueva normalidad.