Relajan medidas sanitarias en Tehuantepec

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- A unas horas de haber dado inicio la nueva normalidad, las actividades se realizaron de forma desordenada, la ciudadanía volvió a las calles sin ninguna preocupación desde el 1 de junio, cuando habían transcurrido apenas unas horas del fin de la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Sin medidas

Las medidas sanitarias no fueron acatadas por todos los ciudadanos, sobre todo en el primer cuadro de la ciudad. Ahora y contrariamente a lo que aconteció durante el confinamiento obligado, los que sí respondieron de manera favorable fueron las personas de la tercera edad y niños, mientras que entre los jóvenes, las medidas sanitarias pasaron desapercibidas.

El comercio informal, así como el sector del transporte, fueron quienes más movimiento generaron durante el día. Los portales que se ubican en las calles 5 de Mayo y 22 de Marzo fueron los más saturados de comerciantes informales, mientras que en la avenida Juana C. Romero, los taxistas del sitio Tehuantepec acapararon espacios en la carretera, reduciendo el carril de circulación.

Los motocarros de Tehuantepec volvieron a utilizar como base una de las calles perpendiculares a la avenida Juana C. Romero, donde urbaneros fueron desalojados, tiempo atrás.

Las instituciones bancarias, sobre todo Bancomer y Banco Bienestar, generaron una aglomeración de personas, al sentirse rebasados con el personal que brindaba atención; las filas se observaban a varios metros de distancia.

Tehuantepec, de ser uno de los municipios más seguros y libres de contagio en muchas semanas desde que la pandemia entró a la región del Istmo, hoy se mantiene como la segunda entidad con más afectaciones, detrás únicamente de Salina Cruz y por encima de Juchitán de Zaragoza, donde se confirmó el primer caso de coronavirus en el Istmo.

La ausencia de restricciones por parte de las autoridades locales permitió que los ciudadanos violentaran las restricciones impuestas en cada uno de los parques públicos de la ciudad, al hacer uso de ellas. Como si nada, caminaban de un lado a otro, incluso donde había cinta la retiraban para hacer uso del espacio.

Familias deprimidas

La familia Salazar salió del confinamiento a las calles; llevaba muchos días de encierro para no contagiarse del coronavirus, una enfermedad que llegó a nuestro país en el mes de febrero pasado, y que puso a muchos de cabeza, dice uno de sus integrantes.

“Esperemos que este inicio de actividades será para bien de todos los ciudadanos y no tengamos que volver a casa, porque nos deprime como familia”.

Alto riesgo, aún

Aún con el semáforo en rojo por el alto grado de contagios y muertes por COVID-19, el gobierno federal culminó el 31 de mayo la Jornada Nacional de Sana Distancia e inició el proceso de la “nueva normalidad”.  

El 31 de mayo, cuando se levantó el confinamiento, se presume la muerte de una persona de sexo femenino por COVID-19 en este municipio. La paciente ingresó el domingo al Hospital General de Tehuantepec, donde estuvo solo unas horas. Se comenta entre los trabajadores del nosocomio, que la persona contrajo el virus en el municipio de Salina Cruz.

De acuerdo al médico Francisco Salud, el coronavirus llegó para quedarse, el regreso a la normalidad tiene que ser paulatino, escalonado, de acuerdo con las estadísticas y con las medidas sanitarias preventivas sanitarias. Entre las medidas se encuentran el uso de cubrebocas, lavarse las manos constantemente, evitar aglomeración.

Pidió no confiarse mucho porque la pandemia no se ha terminado, y puede reactivarse para ser contraproducente en el regreso a la normalidad.

NUMERALIA

15

Casos positivos de COVID-19 tiene Tehuantepec 

4

Casos permanecen activos

3

Defunciones suma este municipio

(Hasta el 1 de junio. Fuente: SSO)