Deportistas han tenido que adaptar actividades durante el confinamiento

Aumenta el uso de plataformas digitales

De correr en las canchas a entrenar en línea, de instruir en los gimnasios a los livestreams, del ciclismo de montaña al spinning en casa.

Son muchas las personas que dedicaban parte de su tiempo al deporte, que se desempeñaban en diferentes disciplinas y realizaban ejercicio diario. Pero tras la cuarentena que se ha estado alargando, ha obligado a quienes se habían acostumbrado a ejercitarse fuera de sus hogares, que preferían o necesitaban el aire fresco para realizar sus rutinas, transformar drástica e improvisadamente la forma de realizar ejercicio.

Guillermo se desempeñaba en el ciclismo de montaña, acudía a diferentes cerros de Oaxaca para montar su bicicleta y recorrer todas las rutas, pero el miedo de contagiarse de COVID-19 y las medidas sanitarias que exhortan a la población resguardarse en casa, le han impedido volver a los campos.

Pero eso no evitó que Guillermo pudiera seguir ejercitándose, ya que se las arregló para no perder la condición y mantener el acercamiento con la bicicleta.

“Desde que se inició el confinamiento por el COVID-19 decidí dejar de entrenar en exterior, pues más que mi salud me preocupa la de mis padres, y me sentiría muy mal de saber que yo puedo ser quien los contagie. Afortunadamente cuento con un rodillo simulador, donde colocas la bicicleta y con ayuda de  dispositivo móvil o PC es capaz de trasmitir sensaciones parecidas a rodar en exterior. Lo más difícil es la barrera psicología del tiempo, pues no pasa igual en los caminos de asfalto que al interior del hogar, no sientes el aire en tu cara y después de algún tiempo se torna aburrido. Afortunadamente he podido seguir llevando mis entrenamientos de manera regular y espero ansioso el día que ya pueda volver a las carreteras”.

Alberth se despertaba todos los días a las 6:00 am para poder ir a entrenar con su equipo de futbol. Después en las noches acudía a sus partidos, por lo que el futbol se volvió una pasión para él. También solía ser dedicado al Taekwondo, donde participó en numerosas competencias. Pero tras el confinamiento, tuvo que buscar otras formas de ejercitarse ya que no cuenta con el espacio suficiente para seguir con el balón.

"Me levanto ahora en un horario que me acomodé para que pueda realizar mis actividades físicas, por ejemplo en el futbol; a veces me pongo a patear balón en mi casa, igual por ejemplo en taekwondo están tomando clases en línea, en el horario normal de tu clase, me conecto con el maestro en zoom y él va marcando los ejercicios de pateo, y pone circuitos para hacerlos en casa”.

Muchos han sido los entrenadores y maestros que no han mantenido su pasión por enseñar las rutinas, como Alondra, quien antes se dedicaba a su gimnasio y ser instructora de diferentes disciplinas en la educación física. Pero ahora ha tenido que sustituir los gimnasios por el espacio que tiene en su casa para realizar transmisiones en vivo y seguir instruyendo a sus seguidores.

"Todo lo derivado de la pandemia ha ocasionado preocupación sobre hacer ejercicio en los gimnasios, donde cientos de personas entran y salen todos los días. A consecuencia de esto, el sector deportivo ha sido fuertemente golpeado. Los activadores físicos, entrenadores y coaches nos dimos a la tarea de reinventar nuestros modos de trabajo y la forma en la que ahora podrías continuar activando a las personas. Muchos de nosotros, antes del COVID, teníamos una negativa hacia usar plataformas virtuales, apps, Youtube, entre otras, porque al no existir una cultura del deporte y el ejercicio, una gran parte de la sociedad desconoce la forma correcta de cómo realizar una rutina sin el riesgo de lesiones. Nos falta mucho por corregir y adaptar, pero seguimos probando todas las posibilidades que la tecnología nos ofrece para seguir activando al mundo".

José o como sus amigos lo llaman “Pepe Ríos” acudía cada domingo a los partidos de beisbol con su equipo “Coyotes”, en donde después de una buena partida bajo el sol e incluso lluvia, acostumbraban a festejar con unas cuantas cervezas. Pero los partidos se han suspendido hasta nuevo aviso. Aunque eso no ha evitado que Pepe Ríos siga entrenando su deporte favorito.

“Conseguí una malla práctica de bateo, me pongo a lanzar un rato en la terraza de mi casa para no perder la costumbre, aunque extraño estar con mi equipo".

De acuerdo con la Secretaría de Salud Federal, Oaxaca estará otro mes en cuarentena por lo que la fecha en la que se pueda regresar a las actividades deportivas, como antes, sigue siendo incierta, la amenaza de salud seguirá siendo latente. Debido a eso, se debe de buscar otras maneras de continuar con la actividad física. Seguir con lo que a uno le apasiona en cuanto al deporte en confinamiento sin duda no es lo mismo, también se torna complicado, pero se ha demostrado que no es imposible mantenerse sano y en forma.