Llama INAI a repensar el "gobierno abierto" con organismos garantes y sociedad civil

El comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a laInformación y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Javier Acuña Llamas, afirmó que la pandemia de COVID-19 plantea una oportunidad para repensar el gobierno abierto en México de la mano con los organismos garantes locales y las organizaciones de la sociedad civil.

“Estamos en un momento en el que la suma de lo hecho se va a poder conocer y saber qué conviene seguir haciendo, qué conviene no hacer así y qué conviene rehacer, para que el gobierno abierto que es la nueva era, la nueva idea del gobierno en el contexto democrático pueda defenderse y salir avante”.

Al participar en el panel internacional: Impacto del Ejercicio de un Gobierno Abierto durante la Contingencia COVID-19, planteó que el INAI, como cabeza del Sistema Nacional de Transparencia, considera a los órganos garantes de las entidades federativas compañeros en las acciones que se lleven a cabo a nivel local para promover ejercicios de gobierno abierto.

“El INAI tiene que buscar a los órganos garantes locales para que le den permiso de entrar a su campo de acción, con esa humildad y sencillez, que no le resta soberanía, al contrario, tiene que aprender a acompañar a los órganos garantes locales para entablar con ellos los planes en los que el INAI interviene”.

Puntos de encuentro 

El comisionado presidente destacó que la participación de las organizaciones de la sociedad civil es fundamental, por ello es necesario ampliar la inclusión de este sector contemplando a las organizaciones de reciente creación y a todos los sectores que quieran sumarse a estas acciones.

“El INAI tiene la capacidad solvente de tener un diálogo con las organizaciones que esté nutrido en valores, que le permita decir yo acompaño todo esto, pero esta otra parte les toca sólo a ustedes, porque son activistas y tienen una vocación de exigencia crítica”.

Destacó que el Instituto y las organizaciones de la sociedad civil, que hacen un trabajo serio e importante, tienen muchos puntos de encuentro; sin embargo, el órgano garante debe conservar su carácter neutral y técnico, para promover, desde su esfera de competencia, y de la mano con los organismos garantes locales un gobierno abierto.

“El gobierno abierto debe ser la nueva alma, la idea del gobierno en términos operacionales, un alma que sea mucho más que estructura, fierros, políticos hablando y burocracias inertes, pasivas, reticentes y desorganizadas”.