“No tengo ni para la renta”, cantante ciego

Guiado por su bastón blanco y llevando a la espalda, a veces una guitarra, otras una bocina con sus pistas, Miguel Ángel Vicente Rojas, mejor conocido como El Tropicalero, hizo de las calles su fuente de ingresos, sin embargo, la llegada de la COVID-19 lo desterró y desde hace casi tres meses y hoy se truena los dedos agobiado por el pago de la renta, comida y materiales escolares para sus hijos.

“Yo me siento mal y un poco frustrado porque más que nada, lo que se piensas es la renta porque dices ¿a dónde voy? Si el casero sabe que no tienes para pagar la renta te dice 'desocúpame', y sin dinero ¿A dónde vas a ir? ¿En dónde nos vamos a quedar, en la calle? Es bastante difícil esta situación para nosotros más que nada. Si para las personas que, vaya, se puede decir están bien, imagínese para nosotros es complicado en esta situación ahorita”, indica el cantante urbano con intranquilidad en la voz.

En la capital de Oaxaca, los cantantes urbanos en su mayoría son personas con discapacidad desde adultas hasta niños y niñas. Unos cuarenta podrían calcularse. Estar en las calles no es su última opción, sino la primera, pues la mayoría son personas que no cuentan con estudios a lo que se suma la falta de empleo y la discriminación.

Miguel Ángel perdió la vista a los 17 años a consecuencia de un accidente en su niñez cuando trabajaba en el campo. “Se me clavó una espina en el ojo derecho cuando tenía siete años.  Hasta los 17 pude ver con el ojo izquierdo, pero como no tuve atención médica la infección se pasó al ojo derecho”.

Así, como único refugio ante el desempleo, las calles se volvieron su cobijo, la esperanza diaria de tener alimentos a la mesa. Para él no es una simple banqueta, es una oportunidad de vida, no es una calle, es su centro de trabajo, no son limosnas, son ingresos ganados con su voz, la voz que refleja a un sector en exclusión social.

Del trabajo de Miguel Ángel depende su esposa quien tiene discapacidad motriz y por tanto anda en silla de ruedas, su hija de 18 años quien estudia la preparatoria, su hijo de 16 años quien tiene discapacidad intelectual, así como un cuñado con el mismo padecimiento.

Para apoyarlos

Si deseas contactar con la familia para ayudarlos puedes marcar al 9515576910 o en su domicilio Calle Francisco I. Madero #404 de la colonia Miguel Alemán.