Una estrategia del Heroico Cuerpo de Bomberos fue clave para sofocar el incendio del Mercado de Abasto

Locatarios pusieron su vida en riesgo

“La gente debería de tener en mente que si nosotros no hubiéramos actuado de manera decidida, pronta, rápida y eficiente, la central de abasto se acaba, así de fácil”, señaló con contundencia el capitán Manuel Maza Sánchez, director del Heroico Cuerpo de Bomberos de Oaxaca (HCBO) tras la conflagración del pasado miércoles en el Mercado de Abasto de la capital del estado.

Esto luego de que en diversos medios y a través de redes sociales se ha mostrado la tragedia y la situación que viven los locatarios afectados por el fuego, sin que se resalte el trabajo hecho por los bomberos, quienes a pesar de las dificultades lograron controlar las llamas que pusieron en vilo a la zona comercial más grande del estado.

“Tuvimos un problema muy, muy serio para poder llegar; en primer lugar los obstáculos de las lonas, los cables, las instalaciones irregulares que hay ahí; luego la reducción de los pasillos y finalmente la falta de un sistema de hidrantes. No hay agua al interior del mercado, es de lo que carecen”, dijo.

Una chispa

Fue alrededor de las 8 de la noche cuando una llamada de auxilio alertó a los rescatistas de que un local en el mercado de abasto se estaba quemando porque, según los denunciantes, en ese espacio se realizaban trabajos de soldadura y de repente se originó el fuego, que se salió de control.

“El trabajo que se hizo fue planeado, bien identificado; lo primero que hicimos fue reconocer el área y entonces vino la estrategia. Tres líneas de combate de un lado, tres líneas de combate del otro, en los pasillos; si se quemó solamente un porcentaje mínimo de toda esa área, fue gracias al trabajo que hizo el heroico cuerpo de bomberos”, añadió.

Tras maniobrar por más de 2 horas, los bomberos lograron confinar el fuego para evitar que se propagara el área de comedores en donde había tanques de gas. Si las llamas hubieran alcanzado los cilindros, se hubiera desatado la tragedia".

“Si no hubiéramos contenido con una buena estrategia ese incendio, se hubiera brincado a otro, sobre todo a la zona de los comedores donde están los tanques de gas; y el primer tanque que se hubiera prendido, ese hubiera sido la chispa o la mecha para que se siguiera quién sabe hasta dónde”, detalló el capitán.

Arriesgaron la vida

Finalmente, comentó que los trabajos se complicaron aún más debido a la imprudencia de la gente que, en medio de su desesperación por ayudar o por rescatar sus pertenencias, entorpeció el trabajo del personal capacitado y entrenado para tan difícil labor.

“Ya no tenían qué hacer, ya no podían salvar nada, ya estaba quemado. En su desesperación, pudieron haber perdido hasta la vida”, comentó.

Cabe señalar que lamentablemente, pese a la trágica situación y al apoyo brindado por parte del HCBO, elementos de este último fueron víctimas de la delincuencia, que aprovechó la confusión para robar herramienta y equipo especial para combatir el fuego. Además, las unidades y el equipo sufrieron algunos daños en la zona de desastre.

“Mucha gente no se dio cuenta de los daños que hubo en nuestras unidades, el daño que sufrieron nuestros equipos; el robo que sufrimos, porque nos robaron, nos robaron de frente. Llegaron y nos quitaban herramienta, se llevaron nuestros esmeriles, nuestras barretas. Eran malandros y otros desesperados que querían ir a abrir sus locales”, concluyó Maza Sánchez.