Cuatro de cada diez mexicanos afirman trabajar más horas durante cuarentena

PixabayPixabay

Durante la cuarentena por COVID-19, 41 por ciento de los mexicanos trabajan más horas y están más tiempo conectados por razones de oficina, además de realizar los quehaceres de la casa, reveló una encuesta.

En un estudio realizado a 1039 personas, de las cuales 47 por ciento fueron hombres y 53 por ciento mujeres señala que el 59 por ciento de los mexicanos estaría dispuesto una o dos veces por semana en la “nueva normalidad”, medida que podría ser adaptada en diferentes estados.

El objetivo del estudio realizado entre el 26 de abril al 1 de mayo de 2020, fue identificar la adaptabilidad de las personas durante la cuarentena; el impacto del home office y las nuevas necesidades de las personas surgidas en este periodo de confinamiento y distanciamiento social

"Los hallazgos han sido muy valiosos para documentar una realidad presente: una forzosa migración a una forma de trabajo remota sin considerar las repercusiones en el bienestar de las personas”, expresó Isaac Gómez-Mercado, facilitador del estudio realizado por Wellness & Productivity Project.

En el caso de las herramientas para realizar el trabajo, 93 por ciento de los encuestados dijo contar con computadora; 80 por ciento con teléfono móvil; 70 por ciento con internet de alta velocidad; 60 por ciento con programas o aplicaciones para hacer videollamadas, y solo 39 por ciento una silla ergonómica.

Informó, por otro lado, que tan solo 15 por ciento de los encuestados declararon que se han vestido como si fueran a la oficina, siendo ésta una recomendación de los expertos en trabajo a distancia, y 79 por ciento usaron ropa cómoda.

Otra de las actividades que el público se mantiene en contacto a través de redes sociales y el 51 por ciento continua consultando las noticias alrededor del tema.

Por último, la encuesta realizada a través de redes sociales arrojó que sólo el 42 por ciento de las personas se han ejercitado; 51 por ciento han consultado noticias; 32 por ciento están comiendo de más, aunque el 43 por ciento declaró haber comido mejor y más sano.