Enfrentan la pandemia sin agua en Salina Cruz

30 mil litros por segundo desperdiciados en fuga

SALINA CRUZ, Oaxaca.- En el momento más crítico de la pandemia por coronavirus en la región del Istmo de Tehuantepec y cuando Salina Cruz se mantiene en el primer lugar regional por el número de casos positivos aquí registrados, el Sistema de Agua Potable (SAP) confirmó ayer el cierre de operaciones por reparación de tuberías.

La ciudad permanecerá durante el fin de semana sin una gota del vital líquido.

A través de redes sociales y por perifoneo, el SAP anunció que a las 07:00 horas de este viernes el servicio de agua potable se detendrá de "manera general y total".

Esto debido a que se llevará a cabo la reparación de una fuga en la Línea General de 18 pulgadas, ubicada en la zona de conducción conocida como el zanjón, en la carretera a San Pedro Huilotepec.

El mismo SAP confirmó que se trata de una fuga con más de siete años y un desperdicio de 30 mil litros de agua por segundo, y justifica que la reparación era riesgosa por encontrarse el desperfecto en una zona peligrosa de las líneas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

"No se había podido reparar", acepta el organismo operador dependiente de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

Lo anterior representa un paro general que afectará no solo a la cabecera municipal, sino a todas las agencias, barrios y colonias.

Y aunque el SAP destinará una importante fuerza de trabajo para acelerar las reparaciones, se calcula que el servicio de agua potable podrá ser restablecido el 5 de junio, por lo que se solicita a la población cuidar lo más posible el líquido que pudiera acopiar.

Las quejas

Entre tanto, las quejas por lo deficiente del servicio que presta el SAP no cesan, pues han sido muchos los reclamos que a diario hace la ciudadanía por la falta del vital líquido en diversos asentamientos. De hecho, existen agencias municipales en las que apenas los proveen del vital líquido una vez a la quincena o al mes y en el caso particular de la población de Ensenada la Ventosa, desde diciembre del año pasado no hay servicio.

En ese sentido, existe el reclamo generalizado por el cobro que hace de “tiempo aire” el SAP a los usuarios cumplidos, en plena contingencia no hubo mención alguna para hacer más accesible el servicio para la comunidad, "nos piden que nos lavemos las manos y nos quedemos en casa, pero sin el vital líquido", dijo una mujer.

Los precios de viaje de pipas de agua rondan desde los 150 hasta los 700 pesos las mayor capacidad, "dónde no llega el servicio y dónde no hay infraestructura la tenemos que comprar al precio que hay en el mercado, y no hay garantía de que sea de buena calidad, no la tratan y está muy cara", señalaron algunos vecinos.