Niños también padecen de estrés durante confinamiento

AGENCIASAGENCIAS

LOS NIÑOS son quienes más podrían presentar una situación de estrés.

Los niños y la niñas han representado un sector de la población que más  han padecido el  estrés durante el distanciamiento social y los padres no lo perciben,  dieron a conocer especialistas de la Secretaría de Salud.

Aunque los niños no explican abiertamente que  pasan por esa situación, lo cierto es que una de las formas de detectarlo es  a través del comportamiento que adquieren en el hogar a lo largo del día.

Mayra López Aguilar, psicóloga de la dirección de Salud Mental y Adicciones  de la Secretaría de Salud consideró que ante una situación de esa naturaleza, son los padres quienes deben garantizar una ambiente de tranquilidad.

“Los niños son quienes más podrían presentar una situación de esa naturaleza, son  vulnerables pues no son independientes en muchos ámbitos y  aún dependen de los padres” destacó la especialista.

Por sí solos y por  su edad,  los niños, dijo, no comprenden la dimensión de la gravedad del Covid-19 sin embargo el miedo que reflejan es porque en muchos casos lo perciben de sus padres o porque están expuestos  por varias horas a información negativa.

“Tienen miedo al escuchar información y empiezan a tener comportamientos de miedo pero no por el covid sino por las noticias malas que escuchan. El cambio de hábito  al estar entre cuatro paredes sin actividades o rutinas que acostumbraban los puede llevar a tener cambios de comportamientos” mencionó.

Una de las opciones que los padres podrían tomar para reducir el estrés de los niños es realizar actividades lúdicas y de aprendizaje, establecer rutinas diarias, establecer horarios fijos para los alimentos y para dormir.

Hacerlos partícipes en algunas actividades del quehacer de la casa acorde a sus edad, de manera que se sientan involucrados y puedan liberar un poco el estrés que los hace cambiar de humor, menc

“Las rutinas de sueño y de alimentos debe ser prioridad, para no romper esa salud mental. además de no prender la televisión o tener el teléfono a la mano mientras se come eso no es saludable” refirió.

López Aguilar recomendó que durante las clases virtuales es importante darles acompañamiento  a los hijos y establecer también rutinas para poder realizar las tareas, de manera que tampoco se vuelvan tediosas.

“El reto al no regresar a clases, es establecer rutina para que tengan seguridad, es una poblacioń que no debemos olvidar y prestar mucha atención como familia.” concluyó.