MORENA se disminuye el 50% de su financiamiento para 2020 por atención al COVID-19

El Consejo General del INE aprobó por unanimidad la solicitud de Morena de renunciar al 50% de sus prerrogativas de este año para que los recursos sean reintegrados a la Tesorería de la Federación y se utilicen en la atención de la pandemia de COVID-19.

Los recursos a retener a Morena ascienden a 826 millones 972 mil 397 pesos, equivalentes a la mitad de las prerrogativas que aún falta pagar al partido para el periodo de mayo a diciembre (mil 102 millones 629 mil 867 pesos).

Esto significa que, con la reducción aplicada, Morena recibirá cada mes un presupuesto de 103 millones 371 mil 549 pesos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias.

“Este Consejo General considera jurídicamente factible llevar a cabo la retención del 50% del monto de financiamiento público federal para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes de Morena correspondiente al ejercicio 2020”, indica la resolución aprobada por el árbitro electoral.

“El monto descontado a Morena de su financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes por concepto de renuncia será remitido a la Tesorería de la Federación por conducto de la Dirección Ejecutiva de Administración de este Instituto”.

La solicitud de Morena de renunciar a la mitad de su presupuesto ordinario generó un debate en el Consejo General del árbitro electoral.

Las representaciones del PRI y el PRD rechazaron la propuesta y plantearon que se cree un fideicomiso, encabezado por el INE y la Secretaría de Hacienda, que administre y supervise los recursos entregados por los partidos para la atención de la pandemia de coronavirus.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, observó que, en la última década, todos los partidos que estuvieron en el poder –PAN, PRI y ahora Morena- plantearon propuestas semejantes de que los institutos políticos renunciaran a la mitad de sus prerrogativas.

“Estos no son tiempos de campaña, ya vendrán las campañas electorales, hoy lo que requiere la sociedad mexicana para enfrentar el desafío inédito es altitud de miras, es estadistas”, señaló.