Rechaza APIIDTT transición energética

La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), opositora a las parques eólicos en el Istmo de Tehuantepec, aseguró que los combustibles fósiles no son más una opción, tampoco la energía renovable como mercancía en manos de las trasnacionales, sino una transición energética ecológica, social, comunitaria y popular.

En un pronunciamiento, sostuvo que el Acuerdo de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional (Sener), publicado en el Diario Oficial de la Federación por la Secretearía de Energía, si bien ha generado discusión en torno a las energías renovables, no es la solución a nada ni detiene el avance de las renovables en México.

Pues –asentó–, ahora la Sener toma el control del sistema eléctrico nacional, en conjunto con la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Federal de Electricidad, especialmente de la transmisión y distribución, implementando una nueva reglamentación, “que puso a llorar a las grandes empresas”, porque este nuevo ajuste implica pruebas a cumplir por parte de las renovables, sobre todo, parques eólicos y fotovoltaicas, así como el pago de impuestos.

La organización también expuso que los grandes consorcios renovables se ampararon contra este acuerdo e incluso siete gobernadores se pusieron de acuerdo para frenarlo.

Subrayó que la APIIDTT siempre ha denunciado las invasiones al territorio de los pueblos en la región del Istmo, a través de la firma de contratos leoninos, coerción, corrupción y violencia, por empresas privadas de energía eólica.

Explicó que en el 2015, 20 de los 29 parques en el estado, con permisos de generación de energía otorgados por la Comisión Reguladora de Energía, eran de empresas del estado español (Preneal, Acciona, Gamesa, Gas Natural, Renovalia Energy, Eyra, Acciona, Iberdrola y Peñoles), tres de Francia (EDF), una de Italia (Enel) y una más de E.U. (City Express).

Mientras que solamente dos parques pertenecen a instituciones mexicanas, uno del Instituto de Investigaciones Eléctricas y uno más de Sedena.