Incrementan visitas a cibercafés debido a pandemia

La implementación de clases por internet ha complicado el estudio para algunos alumnos, ya que no cuentan con el equipo de cómputo o el acceso a una red para realizar las actividades, por lo que han tenido que recurrir a los cibercafés.

De acuerdo con Emmanuel Escudero, ingeniero en computación y quien cuenta con un local en la colonia Educación en la Agencia de Santa Rosa Panzacola, se ha vuelto más regular la visita de sus vecinos quienes le solicitan el servicio de impresión y escaneo para entregar sus tareas.

“Casi no vienen a rentar computadoras, al menos aquí, pero las impresiones sí han subido; a veces hasta yo les ayudo a contestarla porque luego tienen que mandarla”, confesó.

Mencionó que muchos alumnos no cuentan con posibilidades de comprar una computadora o impresora, por lo que recurren a su local, pero ha visto que en su mayoría son alumnos de primaria.

Compartió que en el caso de uno de sus hijos que cursa el nivel preescolar, la profesora les deja tarea a través de WhatsApp y les solicita que le tomen una foto al niño haciendo la tarea, “para que vean que no la hizo el papá”.

El ingeniero agregó que ha visto que durante las primeras semanas, la mayoría de niños debían ir a imprimir, hacer la tarea y regresar a escanear, pero ahora a algunos se los piden que envíen por fotografías.

“Es difícil para mucha gente”

El también padre de familia señaló que esta modalidad de educación no es adecuada por la desigualdad que hay en la población: “Es difícil para mucha gente trabajar desde casa o recibir clases en línea”.

Detalló que ha vendido algunos celulares usados para que las mamás puedan recibir las tareas de sus hijos, pero necesitan un celular con cámara, WhatsApp y que en ocasiones se puedan visualizar los PDFs.

Asimismo, compartió que recientemente lo contactó una joven que había estado trabajando en su oficina, pero comenzaría a trabajar desde casa; no obstante, no cuenta con una computadora.

“Me preguntó si no tenía alguna usada porque dice que sólo será una temporada la que trabajará en casa y que aparte le habían reducido el sueldo entonces no podía tener una nueva, pero no pude ayudarla”, lamentó.