Río Grijalva, el más contaminado del país

Daniela Grajales Daniela Grajales

El Río Grijalva recibe más de 20 mil toneladas anuales de basura.

Derivado de la actual contingencia sanitaria, el agua potable tiene un rol fundamental para la conservación de la salud; por lo que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha dado a conocer que mantiene operativos de apoyo en comunidades rurales para la distribución y suministro de agua potable a la población.

De acuerdo al corte del 19 al 25 de mayo, las brigadas de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias de la Conagua, han suministrado más de 135 millones de litros de agua potable, en beneficio de más de 347 mil habitantes en 21 entidades de la República Mexicana.

Sin embargo, debido a que algunas comunidades rurales se abastecen de agua mediante ríos, manantiales, pozos, norias, o bien la que captan de la lluvia, la Conagua recomienda adoptar algunas medidas para su recolección, captación, almacenamiento y cuidado tales como; evitar contaminar ríos, norias y pozos con aguas negras o con basura, y es que en el estado existen 42 ríos, de los cuales derivan más afluentes o extensiones naturales por lo cual enfatizaron a cuidarlos, ya que la contaminación que existe en estos cuerpos de agua es mucha.

Las autoridades de Saneamiento y Calidad del Agua destacó que la calidad de este vital líquido se ha degradado en el estado, las estadísticas de la Conagua dieron a conocer que en el 2019 el río más contaminado del país, se localiza en Chiapas y es el Caudaloso Grijalva, recibiendo más de 20 mil toneladas anuales de basura.

Cabe destacar que el inminente Cañón del sumidero son 12 municipios los que descargan sus drenajes a través de los afluentes.

Por otro lado la Conagua, asegurar que los ríos más contaminados en el estado son el río Grande en Comitán, Sabinal en Tuxtla Gutiérrez y el Amarillo en San Cristóbal, además de humedales en la zona Norte de Chiapas por la actividad de Petróleos Mexicanos.

Entre otras medidas de sanidad adjuntan que se debe agregar 5 gotas de cloro a cada 10 litros para que el agua se conserve limpia por más tiempo y sea apta para el consumo, hervirla de 2 a 3 minutos, evitar que los animales de granja estén cerca de los contenedores de agua para consumo doméstico, tapar o cubrir con una malla los baldes, tambos y piletas donde se almacena, así se impide que caigan objetos, hojas, basura o insectos de los árboles que la ensucian, el agua almacenada, una vez clorada con 5 gotas por cada 10 litros, también puede utilizarse para la limpieza en el hogar.

Estas acciones permitirán contar con agua de calidad en las comunidades rurales, y con ello, poder realizar las actividades cotidianas y de higiene recomendadas durante la actual contingencia por el COVID-19.