Respaldan programa de reactivación económica

AGENCIASAGENCIAS

LÍDERES EMPRESARIALES de Chiapas expresaron su confianza al Programa Impulso, anunciado por el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.

AGENCIASAGENCIAS

LÍDERES EMPRESARIALES de Chiapas expresaron su confianza al Programa Impulso, anunciado por el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.

Diferentes líderes del sector productivo y representantes de cámaras y organismos empresariales de Chiapas expresaron su confianza al Programa Impulso, anunciado por el gobernador Rutilio Escandón Cadenas para la reactivación económica de las micro, pequeñas y medianas empresas chiapanecas ante la emergencia sanitaria de COVID-19, augurando en que este esquema permitirá revertir la difícil situación económica provocada por la contingencia de salud.

Entrevistados al respecto, los empresarios coincidieron en que los recursos frescos derivados del interés al crédito generarán expectativas de sustentabilidad financiera a las empresas chiapanecas con la disponibilidad de una línea abierta de créditos de 50 mil a 5 millones de pesos, otorgados a través de Nacional Financiera (Nafin).

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Tuxtla Gutiérrez (Canaco Servytur), Rafael Sánchez Zebadúa, reconoció el interés del mandatario estatal de apoyar a las empresas y aseguró que estas acciones representan un respiro, ya que la reciente aplicación de medidas sanitarias más estrictas en la zona centro de la capital provocará más restricciones a la operación, por lo que, seguramente, muchos de los afiliados a Canaco, aplicarán para obtener estos créditos.

Por su parte, el presidente del Centro Empresarial de Chiapas (CECH), Isaías Alfaro Castellanos, manifestó que esta acción “permite confiar en una recuperación más rápida y para mayor número de empresas, lo que se traduce en la permanencia de las fuentes de empleo”. Además, explicó que, junto a sus afiliados, se siguen fomentando estrategias de colaboración con las autoridades para enfrentar las consecuencias de la cuarentena.

Carlos Ernesto Orantes Vázquez, presidente de la delegación local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), señaló que las y los industriales chiapanecos están listos para aprovechar estos créditos e invertirlos en beneficio de sus colaboradores, proveedores y clientes, y así asegurar la recuperación de las cadenas productivas y de valor que “son los pilares de la actividad económica de nuestro estado”.

De la misma forma, destacó la gestión del jefe del Ejecutivo estatal y de los titulares de las secretarías de Economía y Hacienda estatal, para hacer posible este esquema de financiamiento con garantías.

A su vez, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Arturo Marí Domínguez, comentó que el gremio que encabeza, con sus más de 5 mil Unidades Económicas de Producción, están convencidos que a través de estos créditos pueden ayudar a que se mantengan en operación las empresas que llevan varios meses en suspensión de actividades, considerando que es un primer paso para la reactivación económica.

“Estamos seguros que juntos, sociedad productiva y gobierno, podremos buscar otras soluciones que permitan mantener la planta productiva del estado. Desde el CCE Chiapas, vemos positivo este esfuerzo por atraer recursos a través del crédito a las empresas”, puntualizó.

Finalmente, el presidente del Centro Patronal de Chiapas S.P. de Coparmex, Manuel Felipe Pardo Pastrana, indicó que ven como positivo el programa Impulso Chiapas, pues representa un paso hacia delante para conformar un plan completo de reactivación económica para el estado de Chiapas.

“Consideramos que es muy atractivo el periodo de gracia y el tiempo del crédito. No hay dinero más caro que el que no se tiene. Los requisitos son los que marca la Banca Comercial”, agregó al tiempo de proponer que se reactive el Programa de Cadenas Productivas de Nafinsa para pago a proveedores a la brevedad para dar liquidez a la economía estatal, el cual no tiene costo para el gobierno y está autorizado hasta por 600 millones de pesos. Asimismo, consideró que los gobiernos, tanto estatal como municipales, tienen que redireccionar el gasto a la infraestructura con empresas locales.