México, más vulnerable a COVID-19 por alta demanda de refresco y comida chatarra: ASA

CuartoscuroCuartoscuro

México es uno de los países con mayor número de diabetes y obesidad, enfermedades que en cierta parte, de acuerdo con la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA), son generadas en gran medida por el alto consumo de refrescos y comida chatarra.

Esto ha provocado que México se convierta en una nación vulnerable frente al Covid-19, pues generalmente al año mueren 40 mil mexicanos a causa del consumo dd estas bebidas, pues del total de los 40 mil fallecimientos al año, el 57% está relacionado con diabetes y 33% con enfermedades cardiovasculares.

Ante este riesgo que implica a la salud, la ASA recomienda la reducción del consumo de dichos productos con el objetivo de reducir el aumento constante de sobrepeso y obesidad, además de que a largo plazo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, lo cual podría representar una ventaja ante el COVID-19.

¿A QUÉ SE DEBE EL COMUNICADO POR PARTE DE LA ASA?
La aclaración por parte de la Alianza por la Salud Alimentaria surgió tras un comunicado emitido por parte de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), en el que aseguran ser una industria responsable explicando que el 55% de sus productos son bajos en calorías o en su defecto, sin calorías.

Lo cierto es que de acuerdo con la ASA, dichos fundamentos son falsos, ya que posteriormente la Alianza por la Salud Alimentaria emitió un comunicado que explica los siguientes puntos.

“Las declaraciones realizadas por la ANPRAC corresponden a una estrategia de maquillaje para hacerse pasar por industrias preocupadas por la salud de los mexicanos en un momento en que se ha demostrado, una vez más, el grave daño que ha generado en la población mexicana”

“No sólo tienen una gran responsabilidad en las epidemias de obesidad y diabetes, la tienen claramente en el debilitamiento del sistema inmunológico frente al Covid-19”

“En medio de la pandemia por COVID-19 y en donde los mexicanos tienen uno de los mayores consumos de refrescos a nivel mundial, es fundamental que la población esté informada sobre los daños que ocasiona a la salud el consumo de bebidas azucaradas y comida chatarra, y que, por otro lado, puedan contar con acceso a agua potable y a una alimentación basada en alimentos frescos”, explica la ASA.